Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Torres: "Lo más importante es el partido del miércoles, es nuestra única preocupación"

El jugador del Atlético de Madrid Fernando Torres afirmó que "lo más importante es el partido del miércoles" contra el FC Barcelona de la ida de las semifinales de Copa del Rey, que se jugará en el Estadio Vicente Calderón (21.00 horas), y esa es su "única preocupación", porque saben que "va a ser complicado".
"Nosotros vamos partido a partido. Lo más importante es el partido del miércoles, la Copa, que es nuestra única preocupación y nuestro más inmediato rompecabezas porque sabemos que va a ser complicado. Sabemos cómo es el FC Barcelona", señaló tras recibir el Premio al Compromiso en la Gala Anual de la Asociación de la Prensa Deportiva de Madrid (APDM).
"Tenemos que intentar atar bien a sus jugadores más importantes, ser un bloque muy unido, aprovechar las oportunidades que nos den en ciertos momentos del partido... No hay ningún secreto, lo que hemos venido haciendo cuando jugamos contra ellos. Hay veces que ha salido, hay veces que no ha salido, porque es muy difícil jugar contra un equipo tan bueno", dijo el jugador rojiblanco.
Torres ve al equipo "con confianza" en sus posibilidades de cara a este próximo partido. "El equipo está bien, con confianza en lo que hacemos. Tenemos en frente a, si no el mejor, uno de los mejores equipos del mundo. Tenemos todos los ingredientes para ilusionarnos y para afrontarlo con confianza", explicó.
Ambos equipos se enfrentaron por última vez en LaLiga el pasado 21 de septiembre y el resultado fue de empate a uno, pero el delantero cree que "al FC Barcelona no se le puede tener cogida la medida". "Al FC Barcelona no se le puede tener cogida la medida. Sabemos que la estadística no cuenta en este tipo de partidos. Nos da cierta confianza saber que lo hemos podido hacer no hace mucho tiempo y hemos encontrado una manera de ponerles en dificultades, pero eso no quiere decir nada", manifestó.
"Sería un broche perfecto jugar una final de Copa como último partido en el Vicente Calderón, y que esté el Atlético de Madrid sería algo muy bonito para los aficionados y para el club", afirmó, respecto a la posibilidad de jugar la final de Copa del Rey en su estadio.
También ha opinado sobre el debate que vive el mundo del fútbol acerca del uso de la tecnología para evitar goles 'fantasma'. "Yo siempre soy partidario de que el fútbol cada vez sea mejor y de que toda la tecnología que pueda ayudar a que los partidos se resuelvan por lo que pasa en el terreno de juego. Seguro que se está trabajando para que LaLiga, que quiere ser la mejor del mundo, tenga este tipo de debate que nos permita no tener que estar hablando de estas cosas", apuntó.
"Hay muchas expectativas y mucha ilusión de la gente porque se repitan los éxitos de temporadas anteriores. Lo peor que tiene un equipo y un jugador es luchar contra sí mismo. Esa exigencia nos tiene que servir de motivación y saber que nuestra gente nos exige más porque creen que podemos darlo y nuestra responsabilidad es llegar al nivel que queremos. Ahora es cuando tenemos que estar más unidos que nunca. La unión es lo que nos ha hecho siempre ser fuertes", apuntó Torres respecto al estado de forma del equipo.
Personalmente, prefiere evitar especulaciones sobre su futuro porque cree que "lo importante es hablar del equipo". "Estoy en una situación similar a la que estaba la temporada pasada a estas alturas. Me gustaría afrontar cada partido que queda este año como si fuera el último, con esa ilusión, y así evitar especulaciones", subrayó.
"Creo que el año pasado, los últimos meses hablando tanto de mi futuro, no fueron buenos ni para el club ni para mí. Me gustaría que este año se evitaran ese tipo de especulaciones porque lo importante es hablar del equipo, de partido siguiente, y no tanto de mí. Lo que tenga que pasar, pasará. Ya veremos lo que sucede, para bien o para mal", confesó.