Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Sporting de Gijón vuelve a segunda división dos años después

El Real Sporting de Gijón ha confirmado este domingo su vuelta a LaLiga 1,2,3 pese a su victoria ante el Eibar en la penúltima jornada, por lo que pone fin a una serie de dos temporadas en la máxima categoría del fútbol español después de una campaña irregular en la que Rubi no ha podido reconducir el camino iniciado por Abelardo Fernández.
Los asturianos, dependientes en las últimas semanas de lo que hiciesen Leganés y RC Deportivo, terminan así su séptima aventura en Primera División para afrontar su 45º año en la categoría de plata.
Todo ello tras una temporada agónica en la que sólo estuvieron durante las siete primeras jornadas fuera de los puestos de descenso, en los que entraron tras una derrota ante el Valencia en El Molinón (1-2) en la octava fecha del campeonato.
La crisis sportinguista fue creciendo con el paso de las semanas y estalló el 15 de enero al caer en casa ante el Eibar (2-3), que suponía la peor racha de la campaña -cinco derrotas consecutivas-. Aquello supuso la gota que colmó el vaso para los dirigentes del club asturiano, que dos días después destituyeron a Abelardo como entrenador. Así, dejaba el equipo en la decimoctava posición de LaLiga Santander con doce puntos y un balance de 3 victorias, 3 empates y 12 derrotas.
Ya bajo el mando de Joan Francesc Ferrer, 'Rubi', el Sporting ha sido incapaz de revertir la situación y atisbar ni siquiera la zona de salvación, un sueño que seguía en pie con los tropiezos de Leganés y Deportivo en las últimas semanas.
Con ello, se ponía fin a un sueño que comenzaba el 7 de junio de 2015 en el Benito Villamarín, en la última jornada de la liga regular, cuando los de Abelardo se imponía al Real Betis (0-3) y un gol del Lugo ante el Girona (1-1) dejaba a los catalanes sin ascenso directo y subía a la gloria a los de Gijón.
En la temporada 2015-16, el cuadro rojiblanco aguantó el tipo hasta la jornada 18, cuando pisó por primera vez la zona de quema por culpa de una derrota ante el Getafe (1-2). A pesar de coquetear el resto de la campaña con los puestos de peligro, enlazó tres últimas jornadas puntuando -dos victorias y un empate-, la última de ellas venciendo al Villarreal de Marcelino García Toral en El Molinón (2-0), para salvarse.