Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Simeone: "Siempre se puede mejorar, estos jugadores no tienen techo"

El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, afirmó que su equipo "tiene mucho por crecer" y "siempre puede mejorar", considerando que los futbolistas rojiblancos "no tienen techo", tras una actuación "bastante buena" ante el Nápoles en la que el conjunto colchonero consiguió remontar (2-1) el encuentro para meterse en la final de la Audi Cup, que le enfrentará al Liverpool.
"Siempre se puede mejorar. Seguramente tenemos mucho por crecer, no hay techo en estos jugadores y la intención para seguir acompañando al crecimiento del club es que todos sigamos dando el máximo. Ese es el pensamiento y no lo vamos a cambiar", aseguró Simeone en la sala de prensa del Allianz Arena tras conseguir una sufrida remontada ante el conjunto napolitano.
"Poder remontar el partido siempre es una situación importante por la reacción del equipo. Nosotros nos refugiamos para contener su juego entre líneas. En la primera parte tuvimos dos buenas ocasiones y en la segunda parte también avisamos varias veces antes de que llegaran los goles de Torres y Vietto", explicó el argentino, destacando las dos paradas del portero español Pepe Reina y el ritmo "fuerte" de los italianos, que deberán disputar la previa de la Liga de Campeones.
En líneas generales, el 'Cholo' calificó como "bastante buena" la actuación de sus jugadores, aunque apuntó que faltan algunos aspectos "por mejorar", como la salida de juego y las combinaciones ofensivas. "Me quedo con la entrada de Thomas, ya que nos dio mejor recuperación y salida de pelota", apuntó del centrocampista ghanés, que este curso cobrará mayor protagonismo tras la salida del portugués Tiago Mendes.
También quiso destacar Simeone la labor del guardameta esloveno Jan Oblak, que consiguió detener una pena máxima al delantero del Nápoles Milik. "Es uno de los mejores porteros del mundo. Su actuación ha sido muy buena y ha estado muy bien", dijo. Por último, admitió que la dura entrada de Godín hizo que el colegiado lo expulsase "justamente", aunque puntualizó que "no fue con la idea de lesionar a un compañero".