Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rodgers: "Vamos a aprender mucho, no es ninguna vergüenza"

El entrenador del Celtic FC, Brendan Rodgers, ha señalado este martes tras perder ante el FC Barcelona (7-0) en el Camp Nou en el primer partido de la fase de grupos de la Liga de Campeones que no es "ninguna vergüenza" para ellos el resultado, pues cree que el Barça a este nivel puede ganar así a equipos mejores, y ha añadido que les servirá para "aprender mucho" para el futuro.
"Hemos intentado tapar espacios pero tienen mucha velocidad y un toque fantástico de la pelota, ahí ellos también son rápidos y jugadores 'top' y por eso están donde están. Vamos a aprender mucho para la 'Champions' de esta noche difícil, no es ninguna vergüenza porque el Barça es capaz de ganar así a equipos mejores", apuntó en rueda de prensa.
Añadió que no pueden estar "demasiado tristes". "Hemos jugado contra el Barcelona y es un orgullo profesional, no hay pérdida de orgullo en perder contra algunos de los mejores jugadores del mundo. No creo que mis jugadores estuvieran asustados, quizá en pretemporada pero no esta noche, llegamos a este partido con confianza", aseguró.
Eso sí, reconoció que "nunca es agradable que te ocurra algo así". "Pensé en la primera parte que nuestra táctica era buena pero concedimos un gol demasiado pronto, algo que no quieres que suceda aquí. Ese penalti que pudo haber sido el 1-1 fue importante, y caer 2-0 así dejó algo decepcionados a nuestros jugadores", lamentó.
"El 3-0 fue un mazazo para nosotros y la combinación entre estas cansados, la calidad y su frescura nos hace sentirnos frustrados y decepcionados. Pero nuestros jugadores lo han hecho muy bien, no podían ir a un sitio más difícil después de un partido tan importante como el fin de semana en el que jugaron tan bien (5-1 en el Old Firm)", apuntó.
Además, recalcó que "no es fácil" jugar contra "el mejor equipo del mundo con el balón". "Es difícil parar a Leo Messi. El partido se nos ha hecho muy largo, la verdad. Lo primero que haces es fijarte en su técnica, y trabajan muchísimo. Nuestros jugadores también han trabajado, pero la facilidad para tener el balón bajo presión y la facilidad para moverla es mayor si dejamos que nos sorprendan", argumentó.
"Son jugadores especiales sin duda. Hemos visto la movilidad de Luis Suárez, un jugador increíble. Es una delantera que puedan ocupar los espacios que quieran y que tienen calidad y toque y es una tarea muy complicada para nosotros frenarles", apuntó en referencia, en concreto, a quien fuera jugador suyo en el Liverpool.