Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Roberto (Espanyol): "Mi ánimo no ha decaído"

El portero del RCD Espanyol Roberto Jiménez ha asegurado este martes que sus ánimos no han "decaído" pese a no estar jugando lo que esperaba cuando decidió apostar por el proyecto blanquiazul, aunque con la lesión de Diego López se ha encontrado con una titularidad que intentará mantener cuando se recupere su compañero, quien conquistó el récord del club de minutos sin encajar gol.
"Todo cambia demasiado rápido. Si bien no estoy teniendo la participación que esperaba, mi ánimo no ha decaído. He notado mucho cariño por parte de la gente y me siento valorado", aseguró Roberto en rueda de prensa.
Por ello no se arrepiente de fichar por el Espanyol. "Tomo las decisiones con todas las consecuencias. Quería volver a mi país, estar cerca de mi familia y jugar en la mejor liga del mundo. Esperaba vivir otro tipo de circunstancias, como le pasa a todos los futbolistas, pero ésta es una lección más que te da el futbol y hay que asumirlo", añadió.
Roberto jugó parte del derbi contra el FC Barcelona por la lesión de Diego López y disputó el partido de vuelta de Copa del Rey ante el Alcorcón. Pendiente de la evolución de Diego López, podría volver al once inicial este viernes ante el Deportivo de La Coruña.
"La eliminación en la Copa me supo mal como a todos porque confiábamos en poder pasar y seguir adelante para reafirmar la buena dinámica que había cogido el equipo en los últimos meses de competición. No queríamos despedirnos con una eliminación en la Copa", manifestó.
Así, confía en que el equipo vuelva "dando buenas sensaciones". "Espero que nos mostremos como un equipo sólido y difícil. Queremos empezar con una victoria más para reafirmar el buen momento del equipo y que nos dé un empujón de cara a la segunda vuelta", apuntó.
"Nos toca, como equipo, mantener esa línea y transmitirle a la gente y a nosotros la tranquilidad de que no vamos a cambiar la actitud. En el vestuario hay un grupo fantástico y estoy convencido de que ese buen ambiente y el ánimo de los jugadores se va a ver reflejado en el campo", concluyó.