Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De la Red protagoniza el simposio 'Prevención cardiológica en el fútbol'

El exjugador del Real Madrid Rubén de la Red se convirtió este jueves en el protagonista del simposio 'Prevención cardiológica en el fútbol base' celebrado en la Clínica Cemtro y promovido por la Real Federación de Fútbol de Madrid (RFFM).
El simposio contó con la presencia del presidente federativo, Paco Díez, y con la colaboración de la empresa clínica Sport Pulse, que llevará a cabo miles de controles cardiodeportivos 'in situ' la próxima temporada en los clubes de la territorial madrileña.
De la Red, que sufrió un colapso cardiaco en 2008 en un partido con el Real Madrid, abandonó la práctica del fútbol en 2010. El excentrocampista fue rotundo en cuanto a la necesidad de que los jugadores de base pasen exámenes cardiológicos:
"Los padres deben plantearse que si se gastan 100 euros en unas botas de fútbol, no pueden escatimar en vigilar el corazón de sus hijos futbolistas". Además, De la Red consideró "ideal" el plan de la Federación madrileña de fútbol para tener control cardiológico del fútbol base.
"Que los cardiólogos vayan a los campos es fundamental porque nadie tiene costumbre de trasladarse a las clínicas para pasar estos controles. Los chavales, además, se sienten importantes cuando ven que se preocupan por su salud en los entrenamientos", dijo el campeón de Europa en 2008.
En el mismo sentido se mostró Paco Díez, presidente de la Federación de Madrid. "Para la salud de nuestros futbolistas siempre tiene que haber dinero en la Federación. Hemos de buscar las fórmulas de financiar estos controles cardiológicos para evitar desgracias en la medida de lo posible", comentó.
"El modelo de llevar los controles a los campos de entrenamiento con Sport Pulse es el ideal y quiero el compromiso de los clubes y la implicación de los padres", añadió el máximo responsable de la Federación madrileña.
Además, también participó en la mesa el doctor de la selección española, Óscar Celada, que incidió en la concienciación necesaria del control cardíaco en los jugadores de cantera. "En la elite disponemos de las mejores herramientas para vigilar a los jugadores, y aún así ocurren desgracias", apuntó.
"Diría a los padres que fueran responsables y, de la misma manera que lo dan todo para que sus hijos tengan el mejor material para jugar al fútbol, que inviertan en la salud de sus chavales. Cada dos años más o menos, deberían pasar un control y considero que el proyecto de la Federación Madrileña es un modelo preventivo que deberían seguir todos los deportes, no sólo fútbol", añadió.
En el simposio también intervinieron José Ramón Sandoval, Pedro Riesco, los doctores Morillas, Fernández Jaén, Cristina Alboch y el presidente del Nuevo Boadilla, Javier González, coincidiendo en la necesidad de que la prevención cardiodeportiva sea exigida por ley en todas las competiciones deportivas, no solo profesionales.