Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Real Madrid despide la pretemporada sin conseguir una victoria tras empatar con el combinado de la MLS

El Real Madrid se despidió este miércoles de la pretemporada por Estados Unidos sin haber conseguido ninguna victoria después de empatar a un tanto en el Soldier Field de Chicago contra el combinado de la Major League Soccer estadounidense, al que batió, al menor, en la tanda de penaltis.
De este modo, el conjunto madrileño terminó una etapa de preparación en la que ha dejado bastantes dudas, tanto a nivel defensivo como en el ofensivo cuando le resta menos de una semana para luchar ya por el primer título de la temporada, la Supercopa de Europa frente al Manchester United de José Mourinho. Pocos días después, el campeón de Europa tendrá dos Clásicos con la Supercopa de España en juego en un mes de agosto que se presenta muy cargado.
Y a estas citas claves no llegará el Real Madrid con la confianza de coger victorias en la pretemporada después de no poder tampoco con el equipo de los mejores jugadores de la MLS, un rival teóricamente asequible y ante el que no mejoró en exceso su imagen.
Los cambios en el once respecto a la derrota ante el FC Barcelona fueron destacados. Zidane dio descanso a la mayoría de los que fueron titulares, manteniendo a Keylor Navas, Sergio Ramos y Marco Asensio, metiendo a los nuevos como Llorente y Theo, y dando minutos desde el inicio a un Kroos que se había perdido los dos últimos partidos por molestias. Además, en la portería, dio la oportunidad de debutar a su hijo Luca, que luego paró un penalti.
En cuanto al partido, apenas tuvo ocasiones claras. El Real Madrid, como estaba previsto, tomó el mando del partido gracias a Isco, pero apenas dispuso de ocasiones claras pese a lanzar hasta en 19 ocasiones a la portería de Tim Howard, que sólo tuvo que emplearse a fondo ante Asensio, el otro destacado junto al malagueño.
Por su parte, los anfitriones tampoco hicieron trabaja demasiado a la defensa madridista, aunque su mejor ocasión llegó tras la conexión de dos viejos conocidos del fútbol español como el exmadridista Kaká y el asturiano David Villa. El brasileño metió un balón al 'Guaje', pero este vio como su disparo lo sacaba un acertado Keylor Navas.
La segunda parte estuvo caracterizada por todos los cambios que hicieron ambos equipos y el conjunto blanco finalmente sacó partido a su dominio. En el minuto 59, llegó el gol de Borja Mayoral, que luego sería MVP del partido, a pase de Dani Ceballos, que había salido en el descanso.
Sin embargo, a pocos minutos de finalizar el tiempo reglamentario, en un saque de esquina que tuvo varios rebotes, Dwyer empató el encuentro y lo llevó a la tanda de penaltis donde Luca Zidane detuvo al goleador el suyo y luego Gio dos Santos falló para dar la 'victoria' a los blancos.