Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Décima, más cerca con el PP

Cristiano Ronaldo anota frente al Ajaxcuatro.com

La historia es caprichosa y, de manera muy directa, relaciona la política con el fútbol. Tanto es así que el Real Madrid no ha ganado ninguna de sus nueve Copas de Europa con el PSOE. O dicho de otra manera, siempre ha sido Rey en Champions con el PP. ¿Llegará con Rajoy la Décima?

Si las cigüeñas traen los niños de París, está claro que para el Real Madrid son las gaviotas las que traen las Copas de Europa. Y es que el club blanco nunca ha conseguido reinar en el continente con el PSOE al frente del Gobierno.

Más allá de programas políticos y de medidas para paliar la crisis, que Mariano Rajoy haya sido elegido presidente es una magnífica noticia para el Madrid, si es que la historia continúa con sus caprichosas coincidencias.

Además, el Presidente de España es madridista confeso, por lo que esas buenas vibraciones que aporta su partido a la Champions, le llena de felicidad con total seguridad .

Continuando con las coincidencias históricas, si el Madrid no ha ganado ninguna de sus nueves Copas de Europa gobernando el PSOE, el Barcelona no ha conseguido ninguno de sus cuatro títulos gobernando el PP. Los actuales campeones de Champions, con Rajoy en el Gobierno, no tienen en la estadística política su aliada.

Durante los ocho años de Gobierno de Aznar, el Real Madrid ganó tres Ligas y tres Champions, mientras que el Barcelona consiguió dos Ligas y ningún título europeo. Durante los ocho años de Zapatero como presidente, el Real Madrid consiguió dos Ligas y ninguna Champions, y  el Barcelona, cinco Ligas y 3 Champions.

La historia nos dice que la marea azul se alía mejor con el club blanco. Rajoy tiene cuatro años por delante para facilitar que el Real Madrid acabe con su obsesión de la Décima, ¿será este año?