Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Florentino y sus 'salidas forzadas' en el Madrid: Redondo, Figo, Raúl... ¿y Ramos?

Real Madridcuatro.com

Redondo, Figo, Raúl, del Bosque... todos ellos son reconocidos como nombres ilustres en la historia reciente del Real Madrid. Del mismo modo, todos abandonaron la casa blanca de la peor manera posible. ¿El denominador común?: Su mala relación con Florentino Pérez. ¿Será Sergio Ramos el siguiente?

La gestión de Florentino Pérez como presidente del Real Madrid ha recibido elogios y críticas a partes iguales. Las tremendas inyecciones económicas de 'Floren' han hecho posibles algunas de las mejores plantillas del club en toda su historia. Al mismo tiempo, la forma de actuar del empresario madrileño en el aspecto deportivo le ha costado el rechazo de buena parte de la hinchada, crítica con su perspectiva del equipo como un modelo de negocio y no como una institución futbolística.
Opiniones aparte, hay una verdad casi irrefutable remitiéndonos a las pruebas: No hay jugadores intocables cuando se trata de lidiar con Florentino Pérez. Sus mandatos han engordado la lista de ídolos del madridismo que han acabado saliendo por la puerta de atrás merced a una mala relación o falta de entendimiento con él: Hierro, Redondo, Raúl... En el presente más inmediato, salta a la vista el caso de Sergio Ramos, que está cansado de exigir una mejora de contrato que no llega y parece más dispuesto que nunca a marcharse allí donde lo valoren.
Fernando Hierro y del Bosque, de campeones a deshauciados
Fernando Hierro
Sólo habían pasado 24 horas desde que el Madrid cantara el alirón de su 28º título de Liga, después de una temporada difícil pero gloriosa. El madridismo aún cuidaba de su resaca liguera cuando saltó la liebre: el club anunció de manera oficial y sorpresiva la no renovación de Vicente del Bosque, entrenador, y Fernando Hierro, primer capitán. Dos de los hombres más queridos y respetados por la afición se esfumaban de un plumazo con excusas de por medio que convencieron a pocos.
Las tiranteces con la directiva blanca fueron el común denominador de ambas salidas. La teoría de que el técnico salmantino hubiera rechazado la última oferta de renovación madridista se desmoronaba y la afición acusó a Florentino como culpable de tan delicada pérdida. Con Hierro fue más de lo mismo: la política de fichajes merengue hirió a la guardia vieja del club y él fue el cabeza de turco. Este incidente, consecuentemente o no, dio paso a una etapa de inestabilidad en banquillo y despachos que acabó con el propio Pérez de patitas en la calle.
El talento de Redondo y Figo no fue del agrado de 'Floren'
Redondo Real Madrid
Con situaciones bien distintas, ambos futbolistas compartieron el perfil de futbolistas talentosos y queridos por la afición a los que su enemistad con Florentino les valió el despido. Fernando Redondo era organizador, capitán e ídolo madridista, pero se marchó al Milan empujado por la recién estrenada directiva blanca. Fue uno de los grandes valederos de la dirección de Lorenzo Sanz y apoyó a éste en las elecciones que ganó Florentino Pérez. El primer movimiento del empresario fue enseñarle la puerta de salida ante la tremenda oposición de la hinchada blanca.
Luis Figo fue el caramelo que abrió las puertas de la presidencia merengue a 'Floren'. Su llegada de Barcelona, recordada como uno de los movimientos más polémicos de la historia futbolística, fue el pistoletazo de salida de su primer mandato, pero acabó volviéndose en su contra. El portugués acabó siendo acusado de dirigir el vestuario de forma perversa por el presidente y precipitó su salida después de cinco temporadas en Madrid.
Raúl y Guti salieron por la puerta de atrás pese a sus galones
No es ningún secreto que el actual presidente blanco no siente especial admiración por los emblemas del club, los que más años y batallas acumulan sobre el campo. Mientras hay quien aplaude su decisión de olvidar el pasado, la sensación general es de injusticia para con algunos miembros ilustres. Así fueron los casos de Raúl y Guti, motivos de orgullo para la cantera madridista, que se marcharon sin pena ni gloria tras largos años de servicio.
Un año después del segundo proyecto 'galáctico' de Florentino, Raúl perdió galones sobre el césped y tomó la decisión de marcharse, motivado en parte por la poca ilusión de la cúpula directiva en retenerle. El adiós del máximo goleador histórico del club fue discreto y triste, ni siquiera anunciado oficialmente por el club. Guti vivió una situación parecida. Se despidió tras 15 temporadas en el club de sus amores con un acto al que ni siquiera acudió el presidente.
¿Seguirán Iker Casillas y Sergio Ramos el mismo camino?
sergio
Es inevitable evocar cualquiera de estos precedentes cuando, de vuelta al presente, los casos de Casillas y Ramos queman en las manos del club. Iker vive su etapa más difícil desde que es portero madridista, cuestionado por buena parte de la afición. La mala relación que mantiene con Florentino Pérez no es noticia, pero su buen nivel a lo largo de los años le ha mantenido bajo palos por encima de todo. Su salida parece tomar forma al ritmo que su aureola de santo comienza a desvanecerse.
El caso del central sevillano es más delicado si cabe. Convertido en figura y pieza clave de la plantilla tras sus 10 temporadas en el club, el camero está apretando las tuercas por una mejora de sueldo que trae cola. El central se considera poco valorado en el escalafón de sueldos madridista y Florentino no quiere dar su brazo a torcer. Conforme pasan los días, la situación se vuelve más tensa y ya hay quien asegura que ha pedido su marcha al Manchester United, que le ofrecería 55 millones netos por cinco años: Todo un 'pelotazo'.