Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ramos saluda las peinetas que le dedicaron antes de subir al autobús del Madrid

Parecía que todo no iba ser tan negro. Los blancos abandonaron el Pizjuán y cuando Ramos salió, aunque algunos aficionados le pidieron fotos y saludó a sus amigos, otros muchos le dedicaban insultos y le despedían con peinetas.