Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Qatar 2022 construirá un campamento en el desierto para albergar a aficionados durante el Mundial

Catar construirá un campamento en el desierto al estilo beduino para albergar a miles de hinchas en el Mundial que albergará en el año 2022, un plan que forma parte del intento del estado del Golfo Pérsico de ampliar los lugares de alojamiento más allá del limitado número de apartamentos y hoteles.
Una villa entre las dunas de arena cerca de la frontera con Arabia Saudí albergará hasta 2.000 visitantes en carpas árabes, lo que les permitirá experimentar el desierto de cerca, dijo este martes el Comité Organizador en un comunicado.
"Permitiremos que visitantes del extranjero disfruten de Catar y su experiencia futbolística de una manera totalmente nueva", apuntó Abdulaziz al-Mawlawi. "Habrá opciones para todos los presupuestos", agregó.
Más de los 500.000 aficionados que se espera lleguen al pequeño país se alojarán en hoteles y apartamentos, pero un anuncio dio a entender que miles también podrán acampar en áreas del desierto cercanas a los estadios.
La candidatura de Catar informó en 2010 que crearía más de 55.000 habitaciones para los aficionados pero las autoridades en enero afirmaron que solo 46.000 estarían listas, generando preocupación sobre una potencial escasez de alojamiento durante el torneo.
Catar se encamina a cumplir con el número de habitaciones y también estudia incentivar servicios privados como 'Airbnb', además de alojar a los hinchas en cruceros a lo largo de la costa.
Del mismo modo, se espera que algunos aficionados se hospeden en países vecinos como Emiratos Árabes Unidos y Bahréin, donde las habitaciones y bebidas alcohólicas pueden encontrarse con más disponibilidad, y realizar un corto viaje en avión para ver los partidos.
En este sentido, el comité no aclaró si los campamentos en el desierto serán designados como 'áreas para aficionados', en las cuales el país musulmán ha dicho que se podrá consumir alcohol, una práctica prohibida en Catar, que también limita su venta principalmente a hoteles de lujo.