Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Poyet: "El derbi ya es pasado"

El técnico del Real Betis Balompié, Gustavo Poyet, reconoció que lo que ocurrió en el derbi de la capital hispalense en la pasada jornada "ya es pasado", donde el Sevilla consiguió los tres puntos por la mínima (1-0), y aseguró que el encuentro ante el Málaga de este viernes es "trascendental".
"Lo que ocurrió en el derbi ya pasó. Ahora nos centramos en el Málaga, un partido que es trascendental. Hay momentos en los que van pasando cosas y llegan partidos muy importantes como el de mañana, no solo porque no ganamos en casa sino porque venimos de una derrota", declaró Poyet en la rueda de prensa previa al partido de este viernes.
El técnico sudamericano criticó severamente las decisiones de los colegiados tras el encuentro de la pasada jornada ante el Sevilla, en el que se le anuló un gol al delantero legal a Alexander Alegría, asegurando que "estaba harto" de los árbitros. Sobre la posible denuncia del Comité Técnico de Árbitros hacia su persona, no se pronunció.
Del mismo modo, el uruguayo reconoció que en el segundo partido de esta semana ante un equipo andaluz deben de "jugar bien para ganar". "Decía que el otro día el objetivo era ganar como sea porque era un derbi, mañana queremos hacerlo de manera conjunta, ganar jugando bien", prosiguió.
Por otro lado, Poyet reconoció que tienen que "seguir mejorando y demostrar eso con mejor balance". "Tenemos que crear la mayor cantidad posible de ocasiones y no concediendo oportunidades. Hacer un partido completo, es importante elegir bien el equipo dependiendo de los problemas físicos que tenemos", consideró.
En este sentido, explicó que a las bajas confirmadas de Sanabria y Jonas Martín se les han unido las de Mandi y Durmisi, que "no han llegado a tiempo" y también tiene la duda del delantero Rubén Castro, autor de cuatro goles en esta temporada y que se encuentra con "algunos dolores". "Conociendo a Rubén creo que sí estará, estamos haciendo todo lo posible para que pueda estar mañana", señaló.
"APRENDÍ MUCHO DE JUANDE"
Sobre el Málaga, su rival este viernes, señaló que es "un equipo de Juande". "Es un bloque ordenado, muy junto, que sabe dónde presionar y cuándo salir al ataque. Tiene jugadores que desnivelan, con bastantes mediapuntas que si tienen el día te pueden complicar. Hay que saber cómo jugarlo y atacarlo, dónde no caer en una trampa", confesó.
Del mismo modo, señaló que "aprendió mucho de Juande Ramos" cuando estuvo en el cuerpo técnico en la etapa del manchego en el Tottenham Hostpur como entrenador. "Fue un momento muy especial en mi carrera", incidió.
A su vez, Poyet reconoció que cuando él y su cuerpo técnico llegaron a la entidad bética, se marcaron como uno de los primeros objetivos el "hacerse fuertes de local". "Hemos empatado ya dos partidos en nuestro estadio, por eso voy a lo de la importancia de hacer de nuestro campo un campo difícil para todos", confesó.
Además, al ser cuestionado por el hecho de jugar los viernes -como en la segunda y en la cuarta jornada- dijo aceptarlo. "Yo creo que el fútbol es el fin de semana, pero respeto la gente que pone el dinero, que es mucha, y que gracias a ellos los futbolistas y entrenadores cobramos lo que cobramos", recalcó.