Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ortiz: "Para mí este Mundial es muy importante, es el único título que me queda por conquistar"

El capitán de la selección española de fútbol sala, Carlos Ortiz, considera que el Mundial, que disputan actualmente en Colombia, "es muy importante" para él, ya que es el "único título" que aún no ha conquistado el veterano cierre, por lo que llamó a concentrarse en ganar el partido de cuartos de final de esta madrugada ante Rusia (1.00 horas).
"Yo creo que defender a tu país, defender estos colores, debe ser un orgullo. Para mí es un privilegio estar aquí. Cada convocatoria la afronto como una más, como un nuevo reto y para mí este Mundial es muy importante, porque es el único título que me queda por conquistar y quiero hacerlo como sea", señaló en una entrevista concedida a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).
La eliminación de Brasil e Italia ha supuesto que dos de los grandes favoritos a hacerse con el título hayan perdido su oportunidad, por lo que ahora España tiene más papeletas para ganar. Por ahora se enfrentará a Rusia en cuartos de final y en semifinales le esperará, en caso de victoria, el vencedor del Paraguay-Irán.
"Todavía queda mucho, hay muchas sorpresas en este Mundial. Estamos viendo que todo el mundo está compitiendo bien, que los rivales que a priori no iban a luchar por el título también tienen sus opciones. Es verdad que tras la eliminación de Brasil y Italia los que vamos por este lado del cuadro tenemos bastantes opciones de levantar el trofeo, pero aún queda mucho", explicó.
'La Roja' de fútbol sala tiene una 'espina' clavada con esta competición, ya que ha conseguido llegar a las dos últimas finales, pero ha perdido en ambas. Para Ortiz, lo importante es olvidar esos malos momentos y centrarse en los nuevos para hacer posible el sueño de alzar el título.
"Hay que olvidarse de las dos ultimas ediciones; si te pones a recordar te van a entrar nervios y dudas de por qué se perdieron esas finales. Hay que afrontar esta competición como una diferente, no hay que tener ánimo de revancha. Además, Brasil ya está eliminada. Hay que pensar sólo en el partido de Rusia, intentar pasar a semifinales y seguir luchando", comentó.
Este partido ante Rusia se convertirá en una reedición de la final del Europeo disputada en febrero, en la que España se hizo con el título. Aún así, el capitán de la selección no quiere dar nada por sentado y matizó que el partido con el que se encontrarán esta madrugada (01.00 hora española) no tendrá nada que ver con el de principios de año.
"A nosotros en esa final del Europeo nos salió todo, hicimos un partido redondo, llegamos muy bien físicamente, todos los jugadores aportaron muchísimo. Ahora tenemos bajas; es verdad que las bajas son de los que no jugaron en el Europeo, a excepción de José Ruiz, pero creo que será un partido diferente, muy igualado, con pequeños detalles y que se decidirá al final, supongo", especificó.
Por otra parte, Ortiz quiso restarle importancia al hecho de haber sido elegido como capitán. "Llevar el brazalete o no no significa nada, yo creo todo el mundo es consciente de lo que tiene que hacer, de cómo se trabaja en la selección, cuáles son las reglas, y el ser capitán es mera anécdota", apuntó.
Por último, quiso agradecer el apoyo que tiene de todos los españoles y de su entorno más cercanos. "Mi mujer sufre cada día, está cada noche trasnochando con nosotros, apoyándonos desde la distancia. También quiero agradecer el apoyo a mi familia, a mis padres, a mis amigos, a toda la España que nos sigue, que nos apoya, que sentimos su fuerza aquí muy cerquita. Va para todos ellos", finalizó.