Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Once apellidos vascos': así sería el equipo ideal de la historia del fútbol en euskera

once apllidos vascoscuatro.com

Ahora que los apellidos vascos cotizan al alza, desde la gran pantalla hasta el mismísimo Senado, queremos hacer un pequeño homenaje ese mítico fútbol del norte; el aguerrido y honesto, el de apellidos ilustres como Zarra, Irureta o Alkorta.

El once ideal de apellidos vascos tendría, por galones y con el permiso de Iribar, a Zubizarreta bajo los palos. Ganar dos ligas seguidas, 1983 y 1984, con cualquier equipo que no sea el Madrid o el Barça es una gesta. Súmale una Copa del Rey al mismo tiempo (la que dio el del 84) y tienes al mejor Athletic de Bilbao de la historia. Una máquina de hacer fútbol que le arrebató dos títulos al Barça de Maradona.
zubizarreta
Por delante de ‘Zubi’, dos más de esa  misma generación para que no se pierda. Urkiaga en el lateral derecho y Liceranzu mandando en el centro de la defensa. Los dos fueron titulares en aquella final del 84 que acabó como el rosario de la aurora. Al lado de Liceranzu estaría Alkorta, mariscal de los 90 en el Athletic y en el Madrid, con dos Ligas en la vitrina de su casa. Y cerrando la zaga, otro de los 90: Aitor Larrazabal, que secó la banda izquierda de San Mamés con siete temporadas seguidas siendo el lateral izquierdo titular.
IRURETA
En el centro del campo, otro más de la generación dorada. Ismael Urtubi como extremo izquierdo. También titular en la Copa del Rey, logró anotar 13 goles en aquellas dos temporadas de ensueño del Athletic. Al lado contrario, por banda izquierda, un apellido que es sinónimo de buen fútbol y tierras vascas: Jon Andoni Goikoetxea. Cuatro Ligas y una Copa de Europa con el Barça hicieron de él uno de los mejores hombres de banda derecha de la década de los 90. Pero sobre todo, para siempre en la memoria, su gol con España a Alemania en el Mundial de 1994, envenenando un centro al área, casi sin ángulo, que acabó colándose por la escuadra de la potería germana.
Por el centro, Bittor Alkiza, el eterno 'todocampista' vasco. Nueve temporadas en el Athletic y otras cinco en la Real Sociedad le hacen valedor, por fútbol y por veteranía de un puesto en el once inicial. El centro del campo vasco de los 90 fue suyo, del principio al fin de la década. Y junto a él, la magia en la creación de Javier Irureta. El hombre que dominó los 70 con el Atlético de Madrid con dos Ligas, una Copa y una Intercontinental. No contento con eso, tras colgar las botas abrazó la pizarra y convirtió en leyenda al Deportivo de la Coruña.
delanteros vascos
El once lo rematan dos apellidos con mayúsculas: Telmo Zarraonandia y Eneko Arieta. Basta con sacar a pasear los 378 goles que juntan entre los dos para entender que el gol vasco pasa por sus botas. Coincidieron en el Athletic durante cuatro temporadas, entre el 51 y el 55, y el discípulo, Arieta, aprendió bien del maestro. Zarra, con seis pichichis en su haber, terminó sus dos últimas temporadas con sólo dos goles cada una. Pero allí estaba el joven Eneko para tomar el relevo con 12 goles en la 53-54 y otros 18 en la 54-55. Entre los dos dieron al Athletic de Bilbao siete Copas del Rey y dos Ligas incluyendo dos dobletes en las temporadas 42-43 y 55-56. Un lujo de delantera para el once ideal de los apellidos vascos.