Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Milagro en el derbi de Copenhague: El balonazo a un fan sirve para descubrirle un tumor en la cabeza y pueda operarse

Nielsencuatro.com

Un aficionado del Brondby salvará su vida gracias a un balonazo que recibió durante el calentamiento de su equipo. El polaco, Kamil Wilczek, le golpeó con la pelota en la cabeza y gracias al impacto, le detectaron un tumor en la cabeza del que va a ser operado. David Brian Nielsen tiene una razón más para llevar en su corazón al Brondby y a Wilczek, al que estará eternamente agradecido.

Hay veces que el destino te tiene guardada una casualidad que te salva la vida. Es lo que le ha pasado a un aficionado del Brondby danés en un partido ante el Copenhague. El aficionado estaba en la grada del derbi viendo el calentamiento de su equipo cuando un balón le golpeó en la cabeza. David Brian Nielsen tuvo que ser atendido por los servicios médicos del estadio y fue trasladado al hospital.
El balonazo de Kamil Wilczek le puede salvar la vida a este aficionado y lo quiso compartir a través de un post en Facebook para dar las gracias a todos los que habían colaborado en su atención. El delantero polaco tuvo muy mala puntería en un disparo a puerta durante el calentamiento del Brondby y el balón impactó, en este caso con muy buena suerte, en la cabeza de David Nielsen.
El fan pasó una revisión en el hospital por el golpe del balón y se le detectó un tumor en la cabeza del que no tenía conocimiento. Gracias a la casualidad del impacto, este aficionado del Brondby podrá operarse y salvar su vida. Sin duda, el balonazo más oportuno de la historia, y por eso, David Brian Nielsen quiso contar su historia a través de las redes sociales:
“Hola a todos. Mi nombre es David y soy la persona que recibió el balonazo en el calentamiento del partido ante el Copenhague. Quiero dar las gracias a todos los servicios médicos, guardias de seguridad, las asistencias, y a todos los hinchas que ayudaron en una acción que me ha salvado la vida. No puedo describir lo agradecido que estoy por vuestros esfuerzos.
Se me diagnóstico un tumor en el cerebro que no hubiese sido descubierto si no fuese por el disparo de Wilczek, así que doy las gracias porque esto haya sucedido, especialmente a las asistencias médicas. Ahora me operarán para curarme. Gracias a todos. Os estaré eternamente agradecidos”.
A veces, sin querer, el fútbol deja estas historias tan maravillosas.