Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Míchel: "Me gustaría que no saliese ningún jugador"

El entrenador del Málaga, Míchel Gónzalez, ha reconocido este martes que su deseo para la próxima temporada es "que no saliese ningún jugador", en referencia a la posible marcha de Sandro Ramírez del conjunto andaluz, un jugador al que actualmente "todo el mundo quisiera fichar" tras su "gran temporada" y de cuya venta dependerá en gran medida "la organización de la plantilla".
"Me gustaría que no saliese ningún jugador de mi equipo. Con eso sería suficiente. Después de que ocurra cualquier situación que tenga que ver con las ventas comenzaremos el período de fichajes, aunque tenemos el trabajo perfilado. Pero estamos pendientes de eso porque es fundamental", indicó Míchel durante el 'VIII Torneo Benéfico de Pádel contra el cáncer de mama', organizado este lunes en la Ciudad de la Raqueta (Madrid).
Uno de los futbolistas que más posibilidades tiene de abandonar el club malacitano en este mercado de verano es el delantero Sandro Ramírez, cuyo destino a día de hoy se baraja entre la Premier League o el Atlético de Madrid, y del que el técnico reconoce que "va a tener muchas ventajas para jugar en equipos grandes, ya que su relación precio-rendimiento es un chollo", en referencia a los 6 millones de su claúsula de rescisión.
"Tenerlo es una gran ventaja porque es el jugador que ahora mismo todo el mundo quisiera fichar. Ha hecho una gran temporada. Los goleadores suelen ser mucho más caros que el precio de salida que tiene y es normal que haya muchos equipos pendientes de él. Fue un acierto de Arnau reclutarlo para el Málaga y el chico ha estado sensacional. No me extraña que le quieran todos", indicó Míchel sobre el ex delantero del FC Barcelona.
Y es que de la posible salida del ariete canario dependerá en gran medida los fichajes del conjunto boquerón de cara a la próxima temporada. "De momento estamos un poco a expensas de lo que vaya a ocurrir con él porque lógicamente va a marcar la organización de nuestra plantilla. Es un jugador fundamental, al igual que otros que esperamos también que no se vayan. Pero el mercado es así", continuó el entrenador madrileño.
Acerca de la polémica celebración del Real Madrid tras la consecución de su 33ª Liga no quiso pronunciarse Míchel, así como tampoco de un posible trato de favor en el último encuentro ante los blancos. "Pregúntale a ellos, yo no tengo nada que decir ni del Madrid ni del Barça. Para nosotros ha acabado el campeonato, estamos preparando el año que viene y buscando soluciones. No pensamos en lo que ha pasado ni en lo que nos gustaría que hubiese pasado", sentenció.
Por último, el míster del Málaga aventuró una final de la Liga de Campeones "muy pareja" entre el Real Madrid y la Juventus, "los dos mejores equipos actualmente sin lugar a dudas". "La Juve está mejor que hace algunas finales, ha mejorado bastante y aunque el Real Madrid es el gran favorito en este tipo de acontecimientos, se acercan bastante y va a ser una final muy pareja", advirtió Míchel, quien concluyó bromeando sobre un posible consejo a su homólogo en el banquillo blanco. "Que me mande él a mí un mensaje, y jugadores también", dijo.