Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Wanda Metropolitano y Sánchez-Pizjuán pugnarán por acoger la final de Champions y de Europa League de 2019

El nuevo estadio del Atlético de Madrid, el Wanda Metropolitano, 'peleará' junto al Olímpico de Bakú (Azerbaiyán) por albergar la final de la Liga de Campeones de 2019, mientras que el Ramón Sánchez-Pizjuán intentará acoger la de la Europa League, según confirmó este miércoles la UEFA.
Después de iniciar un proceso que comenzó el pasado 9 de diciembre, para acoger la final de la 'Champions' de dentro de dos años sólo han quedado como candidatos el nuevo feudo rojiblanco, con una capacidad de más de 70.000 espectadores, y el Olímpico de la capital de Azerbayán, que cuenta con la ventaja de que la UEFA ya lo ha elegido para ser una de las sedes de su nuevo formato para la Eurocopa de 2020. El Comité Ejecutivo de la UEFA anunciará su decisión el próximo 21 de septiembre.
Para la máxima competición continental, en el 'corte' de principios de febrero, sólo estaban estos dos estadios, mientras que para la Europa League, el organismo europeo ha reducido de siete a tres, entre ellas la del Ramón Sánchez-Pizjuán, estadio del Sevilla.
El recinto sevillista tendrá también como rival al Olímpico de Bakú, y al Besiktas Arena de Estambul. El Dinamo Arena de Tbilisi, el Hampden Park de Glasgow y las dos opciones presentadas por Alemania, el Commerzbank-Arena de Frankfurt y el Mercedes-Benz de Stuttgart, no han sido finalmente seleccionadas.
Finalmente, el Coliseum Alfonso Pérez de Getafe (Madrid) también había pedido la final de 'Champions' femenina, pero no ha sido finalmente seleccionada y serán Ferencvaros Arena (Budapest) y el Astaná Arena los candidatos.
El Qemal Stafa, en Albania, el estadio del Toulouse (Francia), el Sammy Ofer de Haifa (Israel), el Astana Arena, el Windsor Park (Irlanda del Norte), el Arena Gdansk (Polonia) y el Besiktas Arena son los elegidos para albergar la Supercopa de 2019.