Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tensión entre Mascherano y Neymar tras varias filigranas del brasileño con 3-0

Neymar fue el hombre del partido. Asistió el primer gol, hizo el segundo y llevó más peligro al área argentina que ningún otro jugador de la canarinha. Y con el 3-0 en el marcador volvió a hacer eso que tanto le gusta. Parar el ritmo, hacer regates, tirar caños... Una actitud que cuando el rival está siendo goleado, no siempre se lo toma con deportividad. En la Liga le ha costado ya más de una polémica. Y en Mineirao provocó que incluso su compañero en el Barça, Mascherano, le recriminara tras una jugada de varios regates en el centro del campo. El 'Jefecito' acudió a robarle la pelota, le hizo una falta de esas de 'marcar el territorio' y le recriminó su actitud.