Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maradona llega a Cuba para honrar a Castro, el "dueño del equipo mundial de los políticos"

El exjugador argentino Diego Armando Maradona llegó a Cuba para participar en las honras fúnebres del líder revolucionario Fidel Castro, a quien calificó como el "dueño del equipo mundial de los políticos" por su liderazgo histórico.
Miles de emocionados cubanos, con lágrimas en los ojos y apostados a ambos lados de las carreteras y calles de la isla, han despedido al ex mandatario a lo largo de la semana acompañando un largo recorrido del cortejo fúnebre con sus cenizas hacia a Santiago de Cuba, en la región oriental del país. Castro murió el viernes 25 de noviembre a los 90 años.
"Fidel es un hombre al cual yo adoro porque cuando me cerraban las puertas en las clínicas de mi país, me abrió las clínicas de Cuba", dijo Maradona tras llegar a La Habana, refiriéndose a cuando buscó en la isla tratamiento contra su adicción a las drogas.
"Hoy puede haber muchos jugadores, pero él (Fidel) era el dueño del equipo mundial de los políticos", señaló en declaraciones a la televisión estatal de Cuba difundidas este viernes. No estaba claro cuándo había llegado.
El exfutbolista y Castro se conocieron en 1987, un año después de que Argentina ganase la Copa Mundial en México con una brillante actuación de Maradona, aunque la amistad entre ambos se consolidó décadas más tarde cuando residió en Cuba buscando recuperase de su adicción.
Maradona vivió en la isla cerca de cuatro años. Como prueba de su amistad con el líder de la izquierda revolucionaria, el argentino lleva un tatuaje en la pantorrilla izquierda con la imagen de Castro, a quien considera un segundo padre.
"El que hoy cree que Cuba se debilita porque se fue el más grande, se equivoca. Cuba hoy tiene que reaccionar por el más grande, por Fidel Castro", dijo el exfutbolista, quien se autocalificó como el representante de Argentina que vino a decirle "Chao, hasta siempre, Comandante".