Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luis Enrique: "Las victorias son la solución a todos los males"

El entrenador del FC Barcelona, Luis Enrique Martínez, ha asegurado este lunes que las victorias son la "solución a todos los males", como el empate en el Clásico del sábado, el tercero consecutivo, y ese será el objetivo, junto a la dosificación de jugadores, en el choque de este martes en la Liga de Campeones ante el Borussia Moenchengladbach.
"Las victorias son la solución a todos los males, somos conscientes. Como motivación máxima no existe, no hay puntos a jugar y vamos a ser primeros, vamos a disfrutar de un partido de 'Champions' ante nuestra afición contra un rival que tampoco se juega nada y pensará en hacer un buen partido", aseguró Luis Enrique en rueda de prensa.
Además, sería la puntilla a una fase de grupos "casi perfecta". "Hemos hecho una fase de grupos casi perfecta. Por eso jugamos este partido intrascendente para la competición, pero no deja de ser un partido en casa, de 'Champions', vamos a intentar ser merecedores de la victoria y para esto tenemos que jugar un buen partido", reiteró.
Este encuentro le permitirá "poder cambiar el sistema" y utilizar jugadores que normalmente no utiliza, así como dar descanso a otros. "Es el objetivo para mí en este partido independientemente de que me gustaría ganar y es el principal objetivo", aseguró, en un intento de 'mimar' a sus jugadores si bien confirmó que Leo Messi jugará y "de inicio".
El entrenador azulgrana cree, por otro lado, que la afición está con el equipo y que no conviene "exagerar" el haber encadenado tres empates consecutivos. "No he visto a ningún aficionado bajo de moral, los que me encuentro yo deben ser los más felices y optimistas, los que van al Camp Nou también son optimistas. No conviene exagerar cuando encadenas 3-4 resultados brillantes ni tampoco cuando encadenas unos partidos sin obtener la victoria", apuntó.
En este sentido, afirmó que a nivel deportivo "casi siempre" ve "disfrutar" a sus jugadores más allá de las complicaciones que pueda presentar el adversario. "Cuando no llegan los buenos resultados sufrimos todos", matizó. También restó importancia a la presión sobre su persona. "A los entrenadores se nos juzga por los resultados, incluso consiguiéndolos se nos juzga", advirtió.
"Para mí es importante ganar por la moral de los jugadores, pero por mi moral a mí mañana ganar me importa tres pares de narices en el sentido que no cambia nada del plan general (a nivel de clasificación). A nivel moral y por la nube que se cierne sobre el equipo sería importante ganar, pero mañana hay objetivos prioritarios en cuanto a arriesgar jugadores o no", se sinceró.
En cuanto al Clásico y a la mala serie de resultados, negó que sea un problema de actitud de sus jugadores. "Si se habla de actitud es un gran error, te puede salir mejor o peor pero es peligroso buscar palabras puntuales como estas porque no llevan a ningún lado, jamás he visto falta de actitud en mis jugadores. Lo que calma todo son los resultados, incluso teniéndolos hay críticas y es algo normal en este cargo", aceptó.
"No se trata de que los que jugaron la segunda parte son los que tienen que jugar, o que cuando juega Leo Messi ganamos y si no hay 'messidependencia'. Las críticas son normales en este cargo y estamos acostumbrados en un club tan grande como el Barça. Pero lo que tenemos que hacer es capear el temporal", manifestó.
Y es que el asturiano considera que los objetivos, que son los títulos, siguen intactos y a su alcance. "El plan es estar vivos en todas las competiciones, para llegar con opciones de ganar todos los títulos posibles. Es un plan ambicioso y exigente. Llegar a mayo con opciones de ganarlo todo. No veo males, solo situaciones futbolísticas que se pueden mejorar", señaló.