Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luis Enrique: "Me va a venir de maravilla parar y a los jugadores también"

El entrenador del Barcelona, Luis Enrique Martínez, ha realizado un balance muy positivo de sus tres años en el banquillo azulgrana, cerrados con la tercera Copa del Rey consecutiva, y ha explicado que tanto a él como a sus jugadores les va a venir "de maravilla" que cambie de aires la próxima temporada.
"No siento tristeza en absoluto, alegría total, soy yo el que ha decidido pararse. A mí me va a venir de maravilla y creo que a los jugadores y al equipo también. La intensidad con la que se vive esta profesión y la exigencia máxima que yo pido implican desgaste. En ningún caso siento pena. Si alguien me dice al llegar al Barça que iba a poder ganar 9 de los 13 títulos que hemos jugado... Son números muy buenos. Creo que la afición se ha dado cuenta del esfuerzo que han hecho los jugadores y de su sacrificio a lo largo de la temporada", explicó Luis Enrique ante la prensa en el Vicente Calderón.
Realizando balance de este trienio que acaba, destacó que tanto él como su plantilla han "dado siempre el cien por cien". "Solo tengo que admirar y valorar su profesionalidad a lo largo de estos tres años. Creo que les he podido ayudar en bastante momentos y estoy muy contento de la trayectoria", agradeció, antes de reconocer que sus próximos pasos son una incógnita.
"No sé lo que haré en el futuro, de verdad. Estoy abierto a cualquier posibilidad, incluso a hacerme entrenador de otro deporte. Soy competitivo desde que nací y seguro que se me daría bien. Falsa modestia, qué os parece, no van a ser todo críticas ahora", espetó, sin querer opinar de lo que le diría al próximo entrenador del Barça. "Seguro que tiene más experiencia que yo, con lo cual consejos poco. Que lo disfruté", sugirió.
En cuanto al desarrollo de la final, apuntó que "el Alavés ha sido fiel a su estilo y ha practicado su juego directo". "Nos interesaba más un partido de ritmo, con pocas interrupciones, y el Alavés ha pretendido que fuera un partido diferente. Esos dos goles al final de la primera parte nos han venido de maravilla para poder tener tranquilidad", reconoció.
Buena parte del mérito en esas acciones fue de Leo Messi, al que alabó por última vez antes de abandonar el club. "Es extraordinario, extrarrestre, cómo superar rivales, cómo se echa el equipo encima... He tenido la oportunidad de disfrutar al mejor Messi en plenitud y con un altísimo rendimiento. Es el número uno sin ninguna duda. Se cuida al máximo. Hay Messi para rato y espero que sigamos muchos años disfrutando de su nivel", concluyó.