Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jordi Cruyff: "Si me siento en un banquillo, buscarán comparaciones y no las podré ganar nunca"

El exjugador del FC Barcelona Jordi Cruyff afirmó que "nunca podrá" ganar las comparaciones con su padre Johan Cruyff si se sienta en un banquillo como entrenador, y desmintió que haya alcanzado un acuerdo con el club azulgrana para integrar la Dirección Deportiva encabezada por Robert Fernández.
"Si me siento en un banquillo, la gente buscará comparaciones y estas comparaciones no las podré ganar nunca. Tendría que buscar el lugar adecuado dónde la gente me conozca, me proteja, me cuiden. Dónde estoy ahora me han cuidado de 10. Si me lanzo alguna vez al banquillo, me gustaría que fuese aquí, pero la decisión no está tomada", dijo en declaraciones a Esports COPE que recoge Europa Press.
Acerca de la reunión con el presidente del Barça, Josep María Bartomeu, indicó que a día de hoy "no hay ningún tipo de acuerdo". "Cada uno sigue su camino. Si algún día el destino nos junta, será perfecto porque es un club perfecto. A día de hoy yo sigo mi formación e intento aprender de mis errores. Yo separo mi figura como profesional, de la de representante de mi padre frente al Barça. Siempre hay algún tipo de contacto que ni significa el ofrecimiento de un puesto, pueden ser conversaciones para aprender unos de otros", explicó.
A su jucio, la elección de Ernesto Valverde como el relevo de Luis Enrique es "una decisión lógica, dentro de la dificultad que entraña el banquillo del Barcelona". "Puedes traer al mejor entrenador del mundo, pero si juega con sistema 4-4-2 no encajaría. A algunos entrenadores les ha quemado el banquillo del Barça porque es el de mayor exigencia del mundo, no solamente queremos ganar sino que queremos jugar perfecto. La lista de candidatos es reducida y Valverde entra por méritos propios en esta lista, ahora estaba disponible y por tanto es una decisión comprensible", justificó.
Para el ex delantero, el Real Madrid ha montado una plantilla "muy buena" y está "haciendo las cosas bien". "Incluso los dos jugadores del Alavés que más destacaron en la final de Copa son propiedad del Madrid, Llorente y Theo Hernández. La diferencia entre el Barça y el Madrid ha sido tan pequeña, sólo un partido de diferencia, que no se puede decir que la temporada del Barça haya sido un desastre o que el Real Madrid sea mucho mejor. No hay que cambiarlo todo, aunque ahora pueda parecer que es un desastre", argumentó.
Asimismo, destacó la "sintonía buenísima" del entrenador del conjunto blanco, Zinedine Zidane, con sus jugadores. "Es un hombre con carisma y los jugadores están respondiendo a ello. Además, la plantilla es tan amplia que cambias piezas y siguen ganando. Esto es un trabajo bien hecho por el Real Madrid. El Barça debe volver a levantarse porque el fútbol son ciclos, hay que aprender de los errores", deseó.
Sobre su futuro, destacó que el "acercamiento" del último año es un proceso que ya inició su padre. "Él dejó las directrices muy claras y no llegó a culminarlo porque su proceso empeoró justo cuando iba a hacer una comparecencia pública para explicarlo", subrayó el vástago del entrenador que cambió el rumbo de la historia del Barça.