Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gorka Iraizoz ficha por el Girona FC para las dos próximas temporadas

El portero Gorka Iraizoz ha llegado a un acuerdo con el Girona FC para convertirse en el primer refuerzo del club catalán para su estreno en LaLiga Santander, y es que el veterano guardameta llega libre tras su paso por el Athletic Club y firmará, a sus 36 años, para las dos próximas temporadas.
"Gorka Iraizoz se convertirá en el primer fichaje del Girona FC para la temporada del debut del club en LaLiga Santander. El portero, de 36 años, llega libre y firmará contrato por dos temporadas. Gorka pasará revisión médica el jueves por la mañana y por la tarde, antes de ser presentado en rueda de prensa, firmará con el club de Montilivi", señaló el Girona en un comunicado.
Con 12 temporadas en Primera a sus espaldas y un total de 444 partidos, repartidos entre RCD Espanyol y Athletic Club --es el tercer portero con más partidos jugados con el club vasco--, Iraizoz aterriza en Girona para aportar su experiencia y veteranía a un proyecto ambicioso que, tras dos intentos fallidos previos, ha conseguido ascender a la elite por primera vez en su historia.
Tras una última temporada en San Mamés en la que ha perdido protagonismo, con sólo 17 partidos por la irrupción de un Kepa Arrizabalaga que ha jugado en 23 de las 38 jornadas en LaLiga Santander, Gorka optó por salir del club bilbaíno y finalmente regresar a Catalunya para intentar ser titular en el Girona FC de Pablo Machín.
Iraizoz comenzó su carrera profesional en 1999 cuando fichó por el CD Baskonia, segundo filial del Athletic Club. Tras pasar por el Bilbao Athletic, en 2001 se incorporó al Gernika. El rendimiento ofrecido durante las dos temporadas siguientes llamó la atención de los técnicos del RCD Espanyol, que lo incorporaron a su filial, en Segunda B.
En 2005 subió al primer equipo blanquiazul y ganó la Copa del Rey en 2006, además de jugar la Supercopa de España de 2006 y la final de la Copa de la UEFA de 2007. Fue entonces cuando fichó por el Athletic, donde ha estado una década y donde ganó la Supercopa de España de 2015 frente al FC Barcelona. También disputó las finales de la Copa del Rey de 2009 y 2012, la final de la Europa League 2011-12 y la final de la Supercopa de España de 2009.