Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

García-Pitarch: "Prandelli dijo que si no venían cinco jugadores se iba esa misma tarde"

El director deportivo del Valencia, Jesús García-Pitarch, dio este viernes su opinión sobre la dimisión de Cesare Prandelli, asegurando que el italiano les advirtió de su marcha "si no venían cinco jugadores" para reforzar el equipo, mientras que fue Layhoon Chan, presidenta del club, la que frenó que también dejase su puesto.
En una rueda de prensa junto a Anil Murthy, consejero delegado, García-Pitarch que todo este nuevo lío en la entidad 'che' comenzó "hace dos días" tras la vuelta de las vacaciones de Prandelli, que quería saber "la posición de la presidenta y del club en el tema de las negociaciones".
Así, tras una videoconferencia el jueves por la mañana entre los tres y que todos expusiesen sus opiniones, él decidió poner su cargo "a disposición" y que el técnico dijo "no" y que le seguiría si se marchaba. "La presidenta se quedó sorprendida y dijo que no se iba nadie, que confiaba en los dos para sacar esto adelante, que es un proyecto de Peter Lim a largo plazo", apuntó.
Posteriormente, estuvo hablando del mercado con el italiano para posibles refuerzos, pero que tras el entrenamiento del viernes, el entrenador le pidió el fichaje de cinco jugadores "inmediatamente". "En Singapur dijo que estaría cómodo con cuatro: un delantero, dos mediocentros y un lateral izquierdo, pero con la lesión de Mangala añadió un central", indicó el directivo 'che', dejando claro que no era "cierto" que el entrenador quisiera "meter jugadores" ni ha "impuesto ningún nombre".
"Le dije que conocía perfectamente la situación y que el nivel de jugadores que queríamos son de un alto coste y que se podría elegir uno, pero no los cinco. Él me apremió a que vinieran cuanto antes, porque si no se iba esa misma tarde y que se lo dijese a Layhoon. Le llamé, que teníamos un problema y que quería inmediatamente cinco jugadores de más de 26 años", añadió, afirmando que le dieron a elegir al italiano entre Simone Zaza y Jon Obi Mikel.
Después, García-Pitarch quiso tomar el mismo camino. "Tras resultado de la reunión con Anyl, dije que dimitía y que me iba a casa y Layhoon dijo que no se admitía, que había que seguir trabajando y que no era el momento para un acto de irresponsabilidad. Para mí era mucho más fácil haberme ido y estar con la familia esquiando o descansando, pero en parte es un acto de responsabilidad", asumió.
"La situación no es fácil ni social ni deportivamente, no es el momento para que nadie reniegue del escudo, es para que todos los valencianistas expresen sus quejas, que es lógico, pero que apoyen al club y al equipo, que no es ni Prandelli, ni Suso, ni Layhoon, sino muchos aficionados y mucha historia", agregó el director deportivo, que confirmó que "la idea" es que Voro siga al frente del equipo.
El exjugador, que señaló que el italiano les dijo que sus asistentes no "compartían" su decisión de dimitir, reconoció que cuando hace dos semanas eludió el dimitir cuando le preguntaron por esa posibilidad porque estaban "buscando jugadores y trabajando de acuerdo con el entrenador". "Pero si el entrenador que he apoyado dimite, a lo mejor es un acto de responsabilidad decir que me voy también", aclaró.
Para el directivo valencianista, se encuentran en una "situación compleja para responder de quien es la responsabilidad". "Las responsabilidades se admiten, no se delegan. Respecto a la que tiene la propiedad no te puedo contestar", zanjó, confesando que "no" ha hablado con Peter Lim y que en la anterior reunión en Singapur dijo "lo que pensaba".
"Una cosa es quien tiene la propiedad de las acciones y otra el sentimiento. El club pertenece a quien tiene el sentimiento y el valencianismo no se va a acabar, ese sentimiento es el que debe ayudar al equipo a salir de esta situación", subrayó.
"AHORA HAY QUE ESCUCHAR A VORO"
Respecto a los posibles fichajes que quería Prandelli para reforzar el equipo, García-Pitarch no descartó a Simone Zaza al que ya quisieron "en junio". "Al míster le hacía mucha ilusión que viniera. Ahora me queda hablar con él y su padre y no se qué va a pasar porque el vínculo italiano era confortable para ambos, pero si deciden venir tienen las puertas abiertas", comentó.
En este sentido, también confirmó que se reunió la semana pasada, "con permiso del Chelsea", con el centrocampista nigeriano Jon Obi Mikel. "Me dijo que lo pensaría, ahora es una situación a valorar por el cambio de entrenador", añadió el director deportivo, que cree que ahora todo "empieza de cero" también respecto a las posibles salidas.
"Ahora hay que escuchar a Voro", aseveró al respecto, recordando que en el Valencia "las decisiones deportivas las toman tres personas: Peter Lim y Layhoon Chan, que son un solo cuerpo, el entrenador y el director deportivo", remarcó, puntualizando que "la idea" es confiar ahora en el exjugador. "Nadie me ha dicho que busque entrenador", declaró.
"A la plantilla la he visto responsabilizada y seria como es normal, pero siempre ha demostrado que tienen una vinculación importante con Voro y eso es lo que ha ayudado a que su trabajo y su rendimiento sea efectivo, esperamos que ocurra esta vez", afirmó García-Pitarch.
Este indicó que las opciones para sustituir a Prandelli eran "Voro o Curro (Torres)". "Curro están haciendo un trabajo espectacular con el filial. Ambos tienen la capacidad para llevar el equipo, pero ha pesado la experiencia de Voro en situaciones similares que el darle a Curro esta responsabilidad en una situación comprometida, pero probablemente en un futuro pueda tener, o no, la oportunidad", admitió.