Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

FIFPro afirma que las cláusulas de fichajes como el de Neymar son "anticompetitivas e ilegales"

El sindicato internacional de futbolistas FIFPro ha asegurado que la cláusula récord de 222 millones de euros que el París Saint-Germain pagó al FC Barcelona para contratar al brasileño Neymar demuestra los múltiples problemas del sistema de traspasos.
FIFPro está presionando a la Unión Europea para prohibir las cláusulas de rescisión que, según el sindicato, concentran el poder en manos de unos pocos equipos extremadamente ricos, en detrimento de la mayoría de los jugadores y del deporte en sí.
"La transferencia del brasileño Neymar del Barcelona al París Saint-Germain es el último ejemplo de cómo el fútbol es ahora más que nunca dominio de un grupo selecto de equipos ricos y mayoritariamente europeos", dijo el secretario general del FIFPro, Theo van Seggelen, en un comunicado.
FIFPro dice que los equipos dominantes afianzan su posición en el mercado al inflar sus tasas de transferencia y, por tanto, dificultan que los demás clubes puedan llegar a competir contra ellos.
"Los estudios demuestran que la gran riqueza del fútbol está concentrada en unos pocos equipos y ligas cuando podría ser redistribuida de forma más eficiente y justa para ayudar a proteger el equilibrio de la competencia", dijo Van Seggelen.
"Las reglas de transferencias de la FIFA son anticompetitivas, injustificadas e ilegales", destacó Van Seggelen, que añadió que se necesitaban cambios "para proteger los derechos de los jugadores como si fuesen trabajadores y salvaguardar el mejor interés del juego".