Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Evo Morales anuncia "medidas drásticas" por el caso del avión del Chapecoense estrellado en Colombia

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha anunciado la adopción de "medidas drásticas" por el caso del avión siniestrado en Colombia y que transportaba al equipo brasileño Chapecoense, que han llevado ya a la suspensión de los permisos de vuelo para la aerolínea boliviana LaMia.
La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) de Bolivia informó el jueves de la suspensión" de manera inmediata" del certificado de explotador de servicios aéreos y del permiso de operación correspondiente a la empresa "Lamia Corporation SRL".
La nota no aludía expresamente al siniestro del pasado lunes, en el que perdieron la vida 71 personas. A bordo de la aeronave, que transportaba al equipo de fútbol brasileño del Chapecoense, viajaban un total de 77 pasajeros y tripulantes.
Morales ha asegurado este viernes que su Gobierno tomará "medidas drásticas" contra LaMia y ha dicho desconocer que la empresa tuviese permisos. "Me sorprendió que tenía autorización, legalización", ha afirmado, segun la agencia de noticias ABI.
El mandatario ha añadido que vio en Cochabamba varias aeronaves de la compañía paradas durante meses en el aeropuerto y, al preguntar, le explicaron que estaban en mantenimiento. Morales sugirió entonces que fuesen adquiridas por Boliviana de Aviación (BoA), empresa estatal.
El gerente de LaMia, de hecho, es piloto del presidente, aunque éste ha aclarado que esta relación no impedirá que la investigación siga su curso. Los expertos sospechan que el avión se quedó sin combustible y luego sin sistema eléctrico, por lo que ni explotó ni se incendió.