Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Dortmund se cobra su venganza particular en la Copa ante el Bayern

El Borussia Dortmund consiguió materializar su particular venganza este miércoles en el Allianz Arena tras imponerse en las semifinales de la Copa de Alemania al Bayern de Múnich (2-3) gracias a los goles de su tridente atacante Reus, Aubameyang y Dembélé, quienes dieron la vuelta al marcador tras el descanso y consiguieron el billete para la cuarta final copera consecutiva de los 'borusser'.
El conjunto de Thomas Tuchel se impuso en el clásico moderno del fútbol alemán que volvió a enfrentarle al cuadro muniqués, su verdugo tanto en la final de las ediciones coperas de 2014 y 2016 como en la de la Liga de Campeones del curso 2012-13. Tendrá, por tanto, una nueva oportunidad el Dortmund de resarcirse en un torneo que se le atraganta en los últimos tiempos, pues solo alzó un único título en cuatro finales disputadas en los últimos cinco años.
Comenzaron adelantándose los 'borusser' por medio de Marco Reus tras aprovechar un grave fallo en la cesión de Javi Martínez, quien enmendó su error igualando el choque a la media hora de juego con un cabezazo a la salida de un córner. Su compañero en la zaga bávara, Mats Hummels, conseguía poner por delante a los locales antes del descanso tras culminar una buena jugada de Ribery, pero la reacción del Dortmund no se hizo esperar.
El atacante gabonés Pierre Emerick Aubameyang, a falta de 20 minutos para la conclusión, y el joven talento francés Ousmane Dembélé, cinco minutos después, pusieron la puntilla al cuadro de Carlo Ancelotti y prolongaron la buena racha del Borussia Dortmund en las semifinales del torneo copero que se alarga ya más de 30 años. Su rival en la final del próximo 27 de mayo será el Eintracht Frankfurt, que este martes eliminó en los penaltis al Borussia Mönchengladbach.