Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido de nuevo Lucas Hernández por irse con su exnovia de viaje y saltarse la orden de alejamiento

La Policía Nacional detuvo este martes al futbolista del Atlético de Madrid Lucas Hernández por irse de vacaciones con su exnovia, Amelia de la O.L. y saltarse la medida cautelar de aproximarse a menos de 500 metros y mantener comunicación con ella, han informado a Europa Press fuentes policiales.
Las mismas fuentes han explicado que ambos fueron detenidos en la mañana del martes, sobre las 9.30 horas, en el Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, cuando regresaban de un viaje juntos. La denuncia se tramitó en la propia comisaría del aeropuerto.
Por su parte, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha informado de que el Juzgado de Violencia Sobre la Mujer número 3 de Madrid, en función de guardia de detenidos, ya ha puesto en libertad al jugador de fútbol.
Fue detenido por vulnerar las medidas cautelares impuestas en sentencia por el Juzgado de lo Penal nº 35 de Madrid. Estas medidas le prohibían aproximarse a menos de 500 metros y mantener comunicación con su expareja. El juzgado, tras tomarle declaración, ha remitido las actuaciones al Juzgado de lo Penal 35, encargado de la ejecución de la sentencia, para su conocimiento y valoración.
El futbolista y su expareja protagonizaron un episodio de malos tratos el pasado mes de febrero y ambos fueron condenados a 31 días de trabajos a la comunidad así como a la privación del derecho a la tenencia y porte de armas por tiempo de un año y un día. Además,
a Hernández se le impuso la prohibición de aproximarse a menos de 500 metros a Amelia y la prohibición de comunicarse con ella por cualquier medio o procedimiento durante seis meses.
En el caso de Amelia, se le impuso la misma condena por un delito de maltrato en el ámbito familiar y una multa de 180 euros por un delito leve de daños, perjuicios que ocasionó en el vehículo del jugador del equipo rojiblanco.
Los hechos se produjeron sobre las 2.30 horas del pasado 3 de febrero en la vía pública de Las Rozas, cuando iniciaron una discusión y "se agredieron mutuamente", según recoge el fallo. En el juicio, ambos admitieron que hubo un forcejeo tras una fuerte discusión por celos en cuyo transcurso se zarandearon y golpearon mutuamente.
En su informe final, la fiscal expuso que fue una agresión "recíproca" y que fue "más allá de la legítima defensa". En el caso del futbolista, modificó el delito de violencia doméstica por violencia de género. Reclamó siete meses de cárcel y otros seis para ella.