Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Crónica) Valencia y Osasuna firman tablas en un partido dramático

Valencia y Osasuna empataron en El Sadar (3-3) tras un intenso e igualado choque en el que los visitantes se adelantaron hasta en tres ocasiones en el marcador y no supieron aprovechar un penalti en los minutos finales, precisamente cuando llegó el gol del empate rojillo, para sumar los tres puntos y salir de los últimos puestos de la clasificación, donde ambos conjuntos continuarán una jornada más.
El Sadar vivió en la noche del lunes un encuentro de urgencias entre dos de los equipos de LaLiga Santander más necesitados de puntos y cuyo momento de forma en la primera mitad de la temporada, tanto en lo deportivo como en lo institucional, no es ni mucho menos el idóneo.
El colista Osasuna, con el hasta hace unos días director deportivo Petar Vasiljevic como nuevo inquilino de su banquillo, consiguió sacar un valioso empate en el descuento y evitar la que hubiese sido su séptima derrota consecutiva en LaLiga Santander.
Los valencianistas, por su parte, sumidos en una profunda crisis en la que incluso su ya ex director deportivo, Suso García Pitarch, decidió dimitir irrevocablemente este fin de semana, comenzaron de forma frenética el choque y en el primer minuto de juego Munir abrió el marcador tras rematar de volea un buen centro de Siqueira.
Respondió rápidamente Osasuna asumiendo riesgos y apenas cinco minutos después un grave fallo en el despeje de Mario Suárez dentro del áréa cayó a Oriol Riera, que no dudó en aprovecharlo para poner las tablas en el marcador.
El delantero rojillo sería también protagonista justo antes del descanso al encajar un gol en su propia portería tras intentar despejar un córner rival. Salió con más insistencia Osasuna en la segunda parte y la presión ejercida dio sus frutos con el gol de Roberto Torres en el minuto 61, tras recoger un rechazo propio y batir a Alves, quien había evitado el gol del centrocampista minutos antes, con un fuerte chut desde fuera del área.
El gol volvió a darle alas a Osasuna, que no encontraba premio a su superioridad con un desafortunado Sergio León. Sin embargo, fue nuevamente el Valencia quien se adelantó en el marcador gracias a una buena jugada de Montoya que el propio lateral se encargaría de transfomar.
Parejo pudo poner, ya en los minutos finales, la rúbrica a la victoria 'che', pero su penalti fue detenido por el guardameta osasunista Mario. Un fallo que condenó al Valencia, pues en el descuento Clerc empataría el partido y pondría las tablas en El Sadar para insatisfacción de ambos conjuntos, que siguen una semana más en los puestos delicados de la tabla.