Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crónica del Rusia - España, 6-2

España paga sus concesiones y su precariedad Rusia elimina con contundencia a los de Venancio López en cuartos de un Mundial que por primera vez tendrá dos finalistas inéditos
España paga sus concesiones y su precariedad
Rusia elimina con contundencia a los de Venancio López en cuartos de un Mundial que por primera vez tendrá dos finalistas inéditos
La selección española de fútbol sala resultó eliminada este sábado del Mundial de Colombia tras perder de forma clara por 6-2 ante otra aspirante al título, una sobria Rusia que no perdonó las concesiones que le dio el equipo de Venancio López y que aprovechó su precariedad en la rotaciones.
De este modo, España no podrá aspira a la que habría sido su sexta final mundialista consecutiva, una cita a la que no faltaba desde 1996. Además, el torneo conocerá dos finalistas inéditos ya que han caído tanto la actual campeona, Brasil, como la actual subcampeona, uno de los cuales siempre había estado en la pelea por la corona desde la creación de la competición en 1988.
La actual campeona de Europa tenía ante sí un reto de gran nivel. Tras sudar para dejar fuera en octavos a la incómoda Kazajistán, debía medirse a posiblemente su mayor archienemiga en el Viejo Continente, un rival con el que ha vivido innumerables batallas, casi siempre resueltas a su favor, como hacía unos meses en Serbia cuando se proclamó campeona continental por séptima ocasión derrotando a los de Sergei Skorovich por 7-3.
Pero esta vez los rusos fueron superiores, apoyados en su mayor frescura y variedad para hacer las rotaciones y sin perdonar los errores atrás de los españoles, que no pudieron contar para este vital partido con los lesionados Sergio Lozano, Jesús Aicardo y José Ruiz, aunque ello no evitó que compitiese y que incluso fuese por delante en el marcador en el algunos compases del choque.
Este no comenzó bien en un atisbo de lo que sería posteriormente. Un jugador fiable como Carlos Ortiz veía como su pase en horizontal era interceptado por la pierna de Chishkala, con tan mala fortuna que se iba directamente al fondo de la portería de un cariacontecido Paco Sedano. Sin embargo, dos fogonazos de sus zurdos le permitió voltear el marcador, primero en una gran acción personal de Rivillos y poco después con una falta de Miguelín.
España se asentó con el 1-2 y supo controlar a Rusia, pero con el paso de los minutos fue cediendo terreno ante el mayor empuje, principalmente físico de la actual subcampeona europea. Fue Eder Lima, ausente en la final de hace unos meses en Belgrado, el que inclinó la balanza. El pívot recibió un balón de espaldas y acertó a enviar un balón al segundo palo donde Chishkala esperaba solo para empujar el empate, y después martilleó con potencia el 3-2 tras robar un balón a Rivillos en un arriesgado uno para uno cerca de la portería.
LA FORTUNA NO ACOMPAÑA
Los de Venancio López estaban obligados a mejorar en el segunda tiempo, pero el orden atrás de su rival provocó que Gustavo no tuviese demasiados apuros. El dominio era de la doble campeona del mundo, pero las ocasiones apenas llegaban y la suerte también le abandonó para poner a Rusia muy cerca de la final. Un saque de banda de Rómulo pegó en Fernandao y la pelota entró mansamente con Sedano de nuevo maldiciendo la fortuna.
El nacionalizado pagaba su 'efusiva' celebración con una segunda amarilla y su consiguiente expulsión. Con un jugador más durante dos minutos, se abría una puerta a la esperanza para la selección de volver a meterse en el encuentro, pero sacó partido a esa situación y con la igualdad en la cancha terminó por despedirse de las semifinales. Lima fue más listo y contundente que dos jugadores españoles con un balón suelto en el área y situó el casi definitivo 5-2. España tampoco encontró ayuda con el 'portero-jugador' y Gustavo puso la puntilla y obligó a los españoles a un extraña una vuelta a casa antes de tiempo.
FICHA TÉCNICA.
--RESULTADO: RUSIA, 6 - ESPAÑA, 2 (3-2, al descanso).
EQUIPOS.
RUSIA: Gustavo, Chishkala, Robinho, Davydov, Eder Lima -cinco inicial-; Zamtaradze, Shayakhmetov, Vikulov, Lyskov, Romulo, Milovanov, Abramov, Niiazov y Abramovich.
ESPAÑA: Sedano, Carlos Ortiz, Rivillos, Pola, Álex -cinco inicial-; Juanjo, Jesús Herrero, Bebe, Miguelín, Raúl Campos y Fernandao.
GOLES.
1-0, min.3: Chishkala.
1-1, min.3: Rivillos..
1-2, min.6: Miguelín.
2-2, min.15: Chishkala.
3-2, min.19: Eder Lima.
4-2, min.27: Fernandao, en propia puerta.
5-2, min.30: Eder Lima.
6-2, min.39: Gustavo.
ÁRBITRO: Gean Telles (BRA). Mostró dos tarjetas amarillas a Romulo, quien fue expulsado, además de a Eder Lima y Gustavo de Rusia y a Rivillos y Fernandao por parte de España.
PABELLÓN: Coliseo El Pueblo de Cali.