Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crónica del FC Barcelona - RCD Espanyol, 4-1

El Barça gana el derbi del '10'
El FC Barcelona se ha impuesto este domingo al RCD Espanyol en el derbi catalán del Camp Nou (4-1) en un partido dominado por los blaugranas bajo la batuta de Andrés Iniesta y Leo Messi y con ejecución de Luis Suárez y del '10', un duelo en el que los culés tuvieron un momento letal de genialidad y donde el Espanyol sólo se acercó a Ter Stegen para lograr el gol del honor, lejos de su mejor versión.
La imbatibilidad del RCD Espanyol en las últimas nueve jornadas hacía presagiar un derbi igualado, tenso, competido. Pero los intentos de presión alta del equipo blanquiazul se tradujeron en pases milimétricos y contras infalibles del FC Barcelona para abrir la lata y empezar a dominar un derbi que no tuvo emoción, que fue bastante templado, y donde el Barça aprovechó para reforzar su juego.
Desde la jornada 6, desde el 25 de septiembre, que el equipo blanquiazul no perdía y lo hizo esta noche en el derbi. No salieron a por todas en base a su juego más exitoso. Intentó hacer algo diferente Quique Sánchez Flores, acercarse a un combate cara a cara con el Barça, y lo pagaron. Cuando quisieron ser más fieles a su estilo ya iban por debajo y, eso sí, marcaron su gol en el único tiro a puerta.
Lo logró David López, que se sumó al ataque en una contra en la que Piatti envió un balón largo a Gerard Moreno y este la puso de primeras para el central, que llegaba de cara y la puso en la red ante la mirada de la estatua germana en que se convirtió Ter Stegen. Pero no hubo más peligro 'perico' y el Barça no se inquietó, volvió a controlar el balón y a asegurarse de que ningún punto volara más del Camp Nou. Y llegó la puntilla del '10'.
Sin duda fue uno de los mejores partidos de Leo Messi de esta temporada, si no el mejor. Bailó con la defensa del Espanyol a su son, como quiso. Firmó dos jugadas para enmarcar, marcándose de todos los defensas que salían a su paso y, en la primera de ellas, Luis Suárez puso el 2-0 aprovechando el rechace de Roberto, que entró por el lesionado Diego López. En la segunda, Jordi Alba marcó llegando desde atrás.
Jugadas de regates, engaños, movimientos sutiles y túneles. Un sinfín de detalles futbolísticos con los que Messi quiso agradar al público blaugrana en el derbi, pero siendo clave para el porvenir del partido. Como hizo Andrés Iniesta, Messi permitió ver al Barça 'más Barça'. Y, al final, en pared con un Luis Suárez también clave con un doblete y esa asistencia al argentino, éste logró el 4-1 final con un toque sutil para superar a Roberto, que entró con 1-0 en el '52 y se fue con tres goles encajados.
Son ya quince los derbis catalanes de Liga en los que no gana el RCD Espanyol, que lo hizo por última vez el 21 de febrero de 2009 en el Camp Nou. Desde entonces, ni en el Camp Nou ni en Cornellà han vuelto a ganar los espanyolistas. Tres empates y doce victorias del FC Barcelona para desequilibrar más el balance entre los dos equipos.
En un partido tranquilo a nivel de dureza, sin violencia, destacó el buen hacer del Barça tirado por dos genios que, con espacio como les dio el Espanyol, son casi imposibles de detener. Iniesta y Messi a sus anchas, Suárez que lleva ya 99 goles como blaugrana en partidos oficiales y roza el centenario y buen partido en general de un Barça que no dio pie a la sorpresa, pues el Espanyol no dio síntomas de poder puntuar en el Camp Nou.
De hecho, en el 18 abrió la lata Luis Suárez y ahí empezó a asentarse el triunfo local. Un gran pase de Andrés Iniesta en largo para Luis Suárez, que hizo un control digno del genial pase del capitán, con el exterior del pie izquierdo, con el que se orientó hacia la portería de Diego López, al que superó con un tiro cruzado colocado. Recuperó Mascherano, Iniesta no dudó en armar la contra y el uruguayo atinó para abrir la lata
Recuperaba alto el Barça y mordía sin piedad. El Espanyol, cada vez más encerrado, se vio forzado a jugar lejos de Ter Stegen, y de hecho no le buscó más que en la acción del gol. En cambio, Messi tuvo varias oportunidades, pero antes de marcar dio dos goles. Ya en la segunda parte, Suárez marcó el segundo del Barça, su doblete, al aprovechar un rechace de Roberto. Pero el mérito total fue de la jugada previa de Iniesta y de Leo Messi, que se fue de hasta cuatro defensas del Espanyol para abrirse espacio, tirando de túneles, recortes y engaños.
Dos minutos después Messi hizo de las suyas de nuevo, se fue de tres caracoleando y esta vez el balón le cayó a Jordi Alba, tras un recorte que le quedó algo larga al argentino, y el lateral zurdo no dudó en conectar un fuerte disparo que acabó en la red 'perica'. Y, ya en el minuto 90, aprovechó un pase de Sergi Roberto, se asoció con Luis Suárez y marcó su gol. Un tanto que permite al Barça dejar el 2016 a 3 puntos del Real Madrid, que tiene un partido por jugar tras proclamarse campeón del mundo en Japón.
FICHA TÉCNICA.
--RESULTADO: FC BARCELONA, 4 - RCD ESPANYOL, 1 (1-0, al descanso).
--EQUIPOS.
FC BARCELONA: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Mascherano, Alba; Busquets (Umtiti, min.75), Denis (Rafinha, min.66), Iniesta; Messi, Luis Suárez y Neymar.
RCD ESPANYOL: Diego López (Roberto, min.53); Javi López, David López, Diego Reyes, Aarón; Piatti (Reyes, min.80), Javi Fuego, Diop, Jurado; Caicedo (Melendo, min.71) y Gerard.
--GOLES.
1-0. Min.18, Luis Suárez.
2-0. Min.67, Luis Suárez.
3-0. Min.69, Jordi Alba.
3-1. Min.79, David López.
4-1. Min.90, Messi.
--ÁRBITRO: Mateu Lahoz (C.Valenciano). Amonestó a Piatti (min.10), Aarón (min.13), Caicedo (min.64) en el RCD Espanyol.
--ESTADIO: Camp Nou, 79.370 espectadores.