Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Crónica) El Alavés hurga en la herida del Granada para estrenarse en casa

El Deportivo Alavés ha estrenado su casillero de victorias en casa frente al Granada CF (3-1) en un encuentro marcado por las faltas de coordinación de los andaluces en el plano defensivo, que fueron aprovechadas a la perfección por los albiazules para cerrar con el mejor sabor de boca posible la sexta jornada de LaLiga Santander.
Tras unos primeros minutos de tanteo que se prolongaron más de la cuenta, Deyverson despertó del letargo a los asistentes a Mendizorroza con una acción que propició un fallo fortuito de la defensa que terminó en autogol, aunque la jugada quedó invalidada por mano previa.
No obstante, los 22 protagonistas se pusieron las pilas en los segundos 45 minutos, obteniendo los locales un premio relativamente rápido en las botas de Edgar Méndez con el primer tanto. Ahogados en la parte baja de la tabla y con el resultado adverso, el Granada se vio obligado a buscar la meta rival con mayor ahínco, aunque desprotegiendo en mayor medida su retaguardia, algo que aprovechó a la perfección Camarasa tras un error en la salida de balón para castigar por vez segunda.
Los nazaríes se permitieron soñar después de que Kravets cazara un centro de primeras, pero Deyverson acabó inyectando una dosis de realidad en el descuento en forma de 3-1. La derrota hace saltar las alarmas en los de Paco Jémez, que terminan la jornada penúltimos aún sin ganar, mientras que el Alavés se instala en una tranquila novena posición fruto de su primer triunfo como local -tras ganar al FC Barcelona a domicilio-.