Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Competición impone dos partidos a Sirigu y seis a Onésimo, entrenador del Toledo

El Comité de Competición de la RFEF ha impuesto dos partidos de sanción al portero italiano del Sevilla, Salvatore Sirigu, y seis al entrenador del Toledo, Onésimo Sánchez, por decirle al árbitro que ambos iban a "acabar en el calabozo", antes de que fuera apartado por la policía.
Sirigu fue expulsado en San Mamés, donde su equipo perdió por 3-1, después de "golpear con el brazo en la espalda de un adversario con fuerza excesiva tras haber cogido el balón con sus manos y estando el balón en juego", según reza el acta del encuentro.
En el capítulo de recursos, el organismo rechazó tanto el presentado por Alberto (Leganés) como por Elustondo (Real Sociedad), que deberá cumplir un partido de sanción en la próxima jornada igual que Lora (Sporting) y Faycal (Deportivo).
Por su parte, Onésimo, exjugador de Barcelona o Sevilla, protagonizó un sonoro incidente con el árbitro Juan Peña Varela, después del empate sin goles entre el Toledo y el Socuéllamos en el grupo II de Segunda División B, tal y como explica el acta.
"(Onésimo) penetró detrás de mí en mi vestuario y se dirigió a mí en los siguientes términos: 'Árbitro a ver qué pones en el acta, que te denuncio'. Posteriormente me acorraló en la esquina derecha de mi vestuario y me puso las manos sobre mi pecho, le dije que se marchara y no me tocara, y me respondió diciendo: 'Tú y yo acabamos hoy en el calabozo'. En ese momento entraron dos policías y se lo llevaron a la fuerza fuera del vestuario, donde volvió a dirigirse a mí en los siguientes términos: 'Como te atrevas a mentir en el acta te denuncio'", explica el texto.