Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Competición propone el cierre parcial del Sánchez-Pizjuán por cánticos ofensivos en el Sevilla-Málaga

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha enviado este jueves al Sevilla una propuesta de cierre parcial del Ramón Sánchez-Pizjuán durante un partido, tras considerar que en el encuentro liguero entre el conjunto hispalense y el Málaga hubo cánticos ofensivos que tipifica como infracción muy grave.
En concreto, durante aquel partido se escucharon los cánticos 'Puta Málaga', 'Juande Ramos hijo de puta' y 'Árbitro cabrón', según denunció LaLiga en su escrito oficial respecto a aquel partido disputado el 17 de diciembre.
"El Sevilla FC ha recibido una propuesta de sanción por parte del instructor del Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) por los cánticos ofensivos entonados de forma coral por parte de aficionados que se ubican en los sectores N11 y N12 de Gol Norte, en el transcurso del partido Sevilla FC-Málaga CF, correspondiente a la jornada 16 de la Liga Santander", señala el comunicado emitido por el club.
Además, indica que "el instructor fija la infracción como muy grave" y que queda agotada la vía de la sanción económica debido a que no se ha conseguido erradicar los cánticos después de las numerosas sanciones que han recibido los andaluces. "Por ello, propone en este nuevo expediente una sanción de clausura parcial del Ramón Sánchez-Pizjuán de un partido", recalca.
El Sevilla tiene la posibilidad de presentar sus alegaciones, en un plazo de diez días, ante esta propuesta de sanción antes de que Competición resuelva el expediente. "El Sevilla FC recuerda a sus aficionados su firme voluntad por conseguir que el Sánchez-Pizjuán sea un estadio libre de insultos, debido a que con la violencia verbal sólo se consigue manchar la imagen de la entidad, así como se perjudica gravemente al club, debido a las continuas sanciones y propuestas de sanciones que se reciben por la entonación de cánticos violentos", sentencia el texto.