Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Castro: "Hay que jugar como una final"

El presidente del Sevilla FC, José Castro, ha asegurado este martes antes de viajar a Francia, donde se juegan el miércoles el pase a los octavos de final de la Liga de Campeones ante el Olympique Lyon, que deben jugar el partido "como una final" pues, pese a que su entender han merecido estar ya clasificados, no es así aunque les vale incluso una derrota por la mínima.
"Es el partido más importante porque nos puede dar el pase a octavos. Con el campeonato que ha hecho el equipo en este grupo nos merecíamos estar ya clasificados desde hace varias jornadas. Pero el fútbol es así y hay que ir a Lyon para terminar de certificar esta clasificación. Hay que jugarlo como una final", aseguró en declaraciones a los medios.
Y es que Castro ve "clave" el partido y el estar en octavos "por el prestigio y por el lado económico". "Lo más importante es el prestigio, pero también el asunto económico lo es. Aunque siempre nuestro objetivo esta temporada fue llegar lo más lejos posible en esta competición", argumentó.
El presidente del club hispalense comentó, casi a la par que deseó, que el francés Samir Nasri podría estar en el once inicial ante el Lyon, ya recuperado de sus molestias. "Es un jugador muy importante, con mucha experiencia en partidos de 'Champions' y es fundamental. Ojalá que esté y todo hace indicar que sí", apuntó.
"El Lyon tiene sus opciones también, pero tenemos que ser optimistas porque el equipo va metido. Además, nos valen dos de los tres resultados. Sólo tenemos que pensar en ganar, el equipo nos ha dado motivos durante estos partidos, con la excepción y la decepción del partido del Granada", reiteró el presidente.
En este sentido, aseguró que el 2-1 encajado en Granada fue una "decepción". "El equipo no estuvo a la altura de otras jornadas, pero también es verdad que es muy difícil jugar a un nivel tan alto desde el comienzo, porque nuestra temporada en liga es de sobresaliente. Ganar partidos incluso ante el colista cuesta, sobre todo cuando el gol no quiere llegar", manifestó.
"De hecho, el nivel de Primera división es tan exigente que, por ejemplo en la jornada anterior, ganamos al Valencia y no ganaron los demás. Y esta misma jornada nosotros no ganamos, pero tampoco lo hicieron los demás. No estuvimos bien en Granada y, aun teniendo ocasiones claras, no fuimos tan incisivos como en otros partidos", concluyó al respecto.