Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un Calderón en comunión dejó atrás los rencores y volvió a ser una piña en la Copa

Después de semanas en las que el Vicente Calderón parecía estar más callado y segregado que nunca, el Real Madrid visitó el feudo rojiblanco justo a tiempo para presenciar la reconciliación de la afición colchonera. Todos los hinchas fueron una piña y el Calderón fue una olla a presión una vez más.