Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Calderón se quedó más callado que nunca para condenar la violencia entre ultras

El estadio Vicente Calderón se mostró más callado que de costumbre en el partido frente al Deportivo de la Coruña. Los cánticos del Frente Atlético se veían acallados por los pitos de todo el estadio. Después, uno de los estadios más ruidosos de España se quedaba en silencio, como avergonzado por lo sucedido.