Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CSD suspende a Villar de forma cautelar como presidente de la RFEF

El Consejo también suspende Juan Padrón, su mano derecha
El Consejo Superior de Deportes (CSD) anunció este martes, tras la reunión de la Comisión Directiva, la suspensión de manera cautelar del presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, por desvío de fondos del organismo a empresas vinculadas por la operación 'Soule'.
"La Comisión Directiva ha acordado por unanimidad suspender de forma cautelar y provisional por un año al señor Villar y al señor Padrón, que puede ser reconsiderada en virtud de los acontecimientos", indicó Lete al término de la reunión, que apenas superó la hora de duración.
Esta suspensión, que también afecta al vicepresidente Juan Padrón, se produce un día después de que el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) abriese un expediente a Villar tras su detención en el marco de la operación 'Soule'.
En la reunión estuvieron presentes 12 de los 14 miembros miembros del CSD: José Ramón Lete, presidente; Jaime González, director general; Ramón Barba, secretario; así como Lourdes Sartorius, Lucía Muñoz-Repiso y Carlos Gascón como vocales en representación del Estado.
Además, también acudieron el director general de deportes de la Comunidad de Madrid, Pablo Salazar, como vocal representante de las federaciones deportivas; Jesús Castellanos, presidente de la Real Federación Española de Taewkondo; Javier Tebas, presidente de LaLiga y Luis Rubiales, presidente de la AFE; como representante del servicio jurídico del Estado, además de Isabel Cadenas, abogada del Estado-Jefe del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y el alcalde de Tordesillas, José Antonio González.
Además, Lete pidió en su intervención a la RFEF "mecanismos de sustitución" para que la Federación no quede sin presidente y pueda continuar su curso con absoluta normalidad, tanto en las respectivas competiciones como en el buen funcionamiento y el "día a día" del organismo.