Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Berizzo: "Lo que sucedió el jueves terminó el viernes y empieza una nueva historia"

El entrenador del RC Celta de Vigo, Eduardo Berizzo, ha afirmado que lo sucedido el jueves en la Europa League, con la victoria ante el Panathinaikos (0-2), "terminó el viernes y empieza una nueva historia", en referencia al partido de la decimoquinta jornada de LaLiga Santander de este domingo frente al Sevilla en Balaídos (16.15 horas).
"Lo importante del vestuario es comprender que lo sucedió el jueves terminó el viernes y empieza una nueva historia. Disfrutaremos del pase en febrero cuando nos reenganchemos a la Europa League. El objetivo era pasar de grupo", señaló en rueda de prensa previa al encuentro.
El técnico argentino analizó a su rival en el campeonato doméstico, que cuenta con una "gran plantilla" con jugadores "fuertes" y "ordenados". "Es un rival de 'Champions', que va en los cuatro primeros lugares de LaLiga, con una gran plantilla. Cambian mucho su fisonomía como equipo, eligen diferentes sistemas pero no dejan de respetar sus señas de identidad: muy fuertes y muy ordenados, así que nos exigirán jugar muy bien mañana", indicó.
Sus claves para la victoria son seguir la misma "idea de juego" que hasta ahora, con la vista puesta en la "circulación" y la "posesión" del balón. "Jugamos en casa, queremos ganar como siempre y nuestros caminos son respetar nuestra circulación, nuestra posesión, ser fieles a nuestra idea de juego y dominar a un rival que a veces escoge presionar y a veces escoge replegar; escoge los momentos exactos para jugar muy bien", declaró.
Para el enfrentamiento, el de Cruz Alta podrá contar con hasta 19 jugadores después de las sesiones de "recuperación" tras el choque de Europa League frente al Panathinaikos, y entre los cuales elegirá el once siguiendo criterios de "energía" y "entereza".
"Tenemos facilidad para la preparación de los partidos. Tanto el viernes en Atenas como hoy, el entrenamiento estuvo apuntado a la recuperación fundamentalmente de toda la gente. Todo el mundo está disponible. La lista es de 19. Se quedan fuera Señé, Naranjo, Lemos y Hugo por sanción, pero todo el mundo está disponible para jugar y escogeremos la mejor formación a partir de la energía y de la entereza de todos", manifestó.
"Vamos enganchados a los puestos de arriba. Ojalá una victoria mañana nos ponga inclusive más arriba para terminar el año con muchas expectativas de seguir subiendo", agregó.
De su rival, Berizzo aseguró que es un equipo "muy vertical" que "intercala" distintas "facetas de juego" para crear peligro, y al que su nuevo y "prestigioso" entrenador, Jorge Sampaoli, ha ayudado a su "regularidad", lejos de alterar al equipo.
"El Sevilla es un equipo que presiona cuando le conviene y repliega cuando es necesario; intercala dentro del partido facetas de juego según el trámite y usa distintas formaciones. Son un equipo muy vertical, muy certero en las ocasiones que tienen. Convierten mucho de lo que generan y eso los vuelve muy peligrosos", apuntó.
"Llevan una participación muy regular y tienen una liga muy regular. Un entrenador prestigioso que cree en lo que hace y cree en sus ideas. Si ya de por sí el Sevilla es un equipo duro que sabe a lo que juega, el cambio de entrenador no lo ha afectado sino que ha mantenido esa regularidad típica de ellos", añadió.
Sobre su futuro, el preparador celeste reconoció tratar el tema con "respeto" y "enfocado" en el presente del equipo, que ha sabido sortear con "madurez" los obstáculos que se han cruzado en el camino, ya que se mantiene vivo en tres competiciones.
"Siempre me he enfocado en lo que me toca y las opciones futuras y externas siempre las he tratado con respecto hacia el exterior y al lugar que ocupo. Estamos viviendo un semestre de mucha competencia, lo hemos sorteado con mucha madurez y el equipo se siente sólido. De ninguna manera, primero yo, queremos distraernos y pensar en otra cosa. Nos quedan dos partidos de liga y la vuelta de la copa y qué mejor que irnos al parón con la sensación del trabajo bien hecho", señaló.
"La evaluación de un entrenador no son exactamente los resultados sino el proceso que vivió, cómo encontró a su equipo, cómo lo transformó, el nivel individual de los jugadores, si el equipo representa lo que el aficionado quiere. Hay un montón de parámetros que miden la tarea de un entrenador que no son sólo si el equipo pasó la fase de grupos de la Europa League", concluyó.