Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Barça gana al Al Ahli (5-3) en la fiesta del tridente en Doha antes del derbi

Paco Alcácer se estrena como goleador y el campeón saudí recorta diferencias en el bajón blaugrana
El FC Barcelona ha ganado este martes el partido 'Match of Champions' contra el Al Ahli (5-3), campeón de Arabia Saudí, en un partido obligado por el compromiso comercial con Qatar Airways y disputado en el Thani bin Jassim Stadium de Doha que empezó con una fiesta del tridente, con un gol para cada uno, continuó con el primer gol de Paco Alcácer y acabó con una relajación blaugrana que propició los goles saudís.
Un amistoso en plena temporada para cumplir con un activo del acuerdo de patrocinio de Qatar. Un partido que poca gracia le haría a Luis Enrique Martínez pero éste cumplió con lo pactado y el tridente salió de inicio, puso intensidad, magia y tres goles --uno para cada uno-- y a la media hora se fue a descansar. Solo hubo un posible lesionado, el canterano Carles Aleñá, y el equipo se engrasó de cara al derbi contra el RCD Espanyol del domingo.
El Barça dominó, se gustó y jugó a placer hasta que se relajó y el Al Ahli, campeón saudí, se vino arriba y logró marcar tres goles, el primero de penalti inexistente que Omar Abdulrahman marcó al estilo Panenka. Nacido en Arabia Saudí pero internacional con los Emiratos Árabes Unidos, este jugador considerado como la perla de Oriente juega en los Emiratos pero ha estado cedido, por motivos comerciales, por un día al Al Ahli para jugar, y marcar, ante el Barça.
Una anécdota más de un partido que dejó buenas sensaciones para el tridente, con los goles de Messi, Suárez y Neymar, y sobre todo para Rafinha, que cuajó un partido con gran protagonismo y un gol de bella factura, para Aleix Vidal, de nuevo titular, y para Paco Alcácer, que marcó su primer gol. El de Torrent aprovechó un centro de Ivan Rakitic y se adelantó a su marcador para rematar libre de marca de cabeza, cruzado, para estrenarse como goleador, aunque sigue sin marcar en partido oficial.
Pero el público catarí que acudió al estadio de la capital del emirato vibró con los goles del tridente. El primero, curioso, se lo atribuyó Luis Suárez pese a que el centro de Leo Messi apenas lo llegó a rozar el uruguayo, que pidió para él ese 1-0 que abría la lata. Poco después, en el minuto 10, llegó el gol de Messi. Robo de Neymar tras una presión alta colectiva, se la dio a Rafinha y este, taponado, se la dio de talón a Messi para que el argentino, de primeras, marcara de disparo con la zurda seco y cruzado.
Y en el minuto 17 se completó la fiesta del tridente con el gol de Neymar. Otro buen robo, esta vez de Rafinha, acabó en una dejada del centrocampista brasileño para su compatriota, y Neymar no dudó en chutar con el interior, bien colocado a la cepa del poste, para lograr el 3-0. también Jasper Cillessen, desde la lejanía de su portería, la dejó a cero y con paradas de mérito, com la efectuada ante el capitán Al Jassam, que intentó una peligrosa vaselina que el holandés desvió a mano cambiada.
Pero con 5-1 en el marcador llegó la relajación del Barça, que se lleva el vistoso y dorado trofeo a casa pese a todo. Jordi Masip, que jugó la segunda parte, fue el encargado de recoger hasta tres veces el balón del fondo de sus redes. El primero, el del penalti que no cometió pero que sí pitó el árbitro. El segundo y tercero, obras de Muhannad Assiri.
Primero engañó a Masip en el 5-2, pues el portero blaugrana esperaba el centro y dejó hueco en el palo corto, por donde el jugador saudí aprovechó para colar el esférico de disparo potente y colocado. Y en el 5-3 Assiri aprovechó una jugada por la izquierda, un buen centro y remate acrobático del '14' del Al Ahli.