Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bale pasará por el quirófano la semana que viene y se despide de 2016

El delantero galés Gareth Bale pasará finalmente por el quirófano la semana que viene para solucionar la lesión que sufrió el pasado martes en Lisboa en los tendones peroneos del tobillo derecho y que seguramente le hará despedirse de jugar en este 2016.
El de Cardiff se lesionó de forma aparentemente fortuita en una jugada de ataque madridista en el choque de Liga de Campeones ante el Sporting de Portugal y, aunque intentó aguantar en el terreno de juego, fue finalmente sustituido por Marco Asensio. Un día después, se le diagnosticó "una luxación traumática de los tendones peroneos de su tobillo derecho".
Sin embargo, 24 horas después, los Servicios Médicos del club blanco "han decidido la intervención quirúrgica" de Bale "como consecuencia de la lesión traumática de los tendones peroneos de su tobillo derecho".
"Esta intervención se llevará a cabo en el King Edward VII Hospital de Londres el martes 29 de noviembre por el doctor James Calder, bajo la supervisión de los doctores de club Jesús Olmo y Mikel Aramberri", señaló el comunicado del Real Madrid.
De este modo, y según las informaciones que cifran en dos meses mínimo su baja, el extremo galés ya no volverá a jugar en lo que resta de 2016 por lo que se perderá citas importantes para su equipo como el Clásico del 3 de diciembre ante el FC Barcelona, la visita en 'Champions' con el primer puesto en juego del Borussia Dortmund del 7 de diciembre, y el Mundial de Clubes de Japón.