Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Atlético de Madrid remonta (2-1) al Nápoles y jugará la final de la Audi Cup

Los rojiblancos jugarán este miércoles ante el vencedor del Bayern de Múnich-Liverpool
El Atlético de Madrid venció (2-1) al Nápoles en las semifinales del torneo veraniego 'Audi Cup', que se disputa en el Allianz Arena de Múnich, tras reponerse al gol inicial de José Callejón con tantos de Fernando Torres y Luciano Vietto, y consiguió así su primera victoria en pretemporada, después de empatar su primer partido ante el Toluca mexicano.
Su rival en la final será el vencedor del enfrentamiento de la otra semifinal, entre el local Bayern de Múnich y el Liverpool, que se disputa este martes en el mismo escenario.
Tanto Atlético como Nápoles se tomaron el ensayo con seriedad y ambos equipos peresentaron unas alineaciones de garantías. En el arranque, el conjunto rojiblanco y el napolitano lucharon por hacerse con la posesión sin el éxito deseado y las imprecisiones en la circulación se repitieron desde el pitido inicial.
El Atlético de Madrid fue el que gozó de las primeras oportunidades claras sobre la portería de Pepe Reina, con un cabezazo del delantero francés Antoine Griezmann, presunto recambio de Neymar en el FC Barcelona si el brasileño se marcha al PSG, y un taconazo de Nico Gaitán. La réplica del equipo de Maurizio Sarri no tardaría en llegar, cuando Milik desaprovechó el penalti que cometió Savic sobre Callejón.
Ya en la segunda mitad, por la banda de Juanfran, al igual que ocurriera con el penalti, llegó el gol en contra para los de Simeone, con José Callejón como protagonista. El ex jugador del Real Madrid aprovechó la pasividad de la defensa rojiblanca para poner el esférico en la escuadra derecha de la portería defendida por Jan Oblak.
El gol del Nápoles hizo a Maurizio Sarri agitar el banquillo napolitano, dando entrada a hombres menos habituales. Por su parte, el Atlético de Madrid se activó y aprovechó los veinte minutos finales para remontar el partido con goles de Fernando Torres y Luciano Vietto, certificando así su pase a la final de la 'Audi Cup', a pesar de que los italianos fueron superiores en el global.