Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Antiviolencia multa a Deportivo, Atlético y Sevilla por permitir pancartas radicales en sus estadios

La Comisión contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte ha sancionado al RC Deportivo de la Coruña (por decimonovena ocasión), Atlético de Madrid y Sevilla FC con una multa de 30.000 euros por permitir la instalación de pancartas de los grupos radicales 'Riazor Blues', 'Frente Atlético' y 'Biris Norte' en sus respectivos estadios durante la última jornada liguera.
Según indica Antiviolencia en un comunicado, ha impuesto de esta forma por decimonovena ocasión la cantidad de 30.000 de multa al conjunto deportivista "por permitir que se instalase una pancarta en la Grada Maratón con la leyenda: 'Riazor Blues' en el encuentro Deportivo-Las Palmas", disputado el pasado 20 de mayo en el estadio blanquiazul.
Además, el organismo adscrito al Consejo Superior de Deportes (CSD) también ha acordado multar con la misma cantidad al Club Atlético de Madrid por autorizar la inclusión, "pese a las advertencias en contra que figuran en el acta de la reunión previa", de una pancarta con el nombre del grupo violento 'Frente Atlético' en el Fondo Sur del Vicente Calderón, durante el choque ante el Athletic Club del pasado 21 de mayo.
De igual forma, también el Sevilla FC ha recibido tal pena económica por "permitir la instalación de una pancarta en el Gol Norte con la inscripción 'Biris Norte', conteniendo entre ambas palabras la leyenda 'Ultras' sobre una estrella de 5 puntas y el guarismo 1975", la cual pudo apreciarse en el partido Sevilla-Osasuna, jugado el 20 de mayo.
Por otra parte, Antiviolencia ha multado -con cantidades entre los 3.000 y los 4.000 euros- además de prohibir el accceso a los recintos deportivos por un periodo comprendido entre 12 y 24 meses, a veintitrés aficionados del Athletic Club que se enfrentaron con aficionados visitantes, previa citación a través de las redes sociales, en un altercado antes del encuentro frente al Real Betis el pasado 27 de abril.