Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Álvaro González: "Es doloroso para mí jugar contra el Espanyol"

El jugador del Villarreal CF Álvaro González ha asegurado que para él será "doloroso" enfrentarse el domingo a su exequipo, el RCD Espanyol, en el RCDE Stadium en partido de la séptima jornada de LaLiga Santander, y ha añadido que se quedó "descolocado" cuando el club 'perico' aceptó su marcha, oficial el último día de mercado, en un acuerdo de 4 millones de euros.
"Es doloroso para mí jugar contra el Espanyol. Pero mi vida gira alrededor del Villarreal. Espero que después de nuestro partido vayan ganando. Creo que hay mucha gente nueva y hay un proyecto nuevo pero hay mucha calidad en esa plantilla", señaló en declaraciones a Esports Cope recogidas por Europa Press.
Por ello aseguró que, en caso de marcar, no lo celebraría por respeto a sus excompañeros y afición. "Espero que la afición 'perica' me reciba con el mismo cariño que les guardo yo a ellos, lo intenté hacer lo mejor posible", aseguró.
No obstante, señaló que ya se encuentra feliz y cien por cien adaptado a la disciplina del 'Submarino amarillo'. "Estoy asentado, conviviendo con las primeras semanas y muy contento porque estoy integrado en el grupo, he debutado y he tenido un buen recibimiento tanto en Liga como en Europa League", celebró.
Su marcha del Espanyol sorprendió a mucha gente. A él, el primero. "Fue todo muy rápido. Al haber iniciado la liga en Barcelona, te descoloca. Pero tengo la confianza del míster ahora, aunque hecho de menos a mis compañeros porque éramos una familia", comentó.
Confesó además que Quique Sánchez Flores le dio confianza para seguir en el conjunto perico. "Firmé el último día de mercado. Dos días antes no sabía nada. Antes de marcharme intento hablar con Quique para saber mi situación en el club. Me transmitió que me quería, pero desde el club no me transmitieron esa confianza", lamentó.
Por ello aceptó la oferta del Villarreal, que hizo cambiar de opinión al club. "Cuando llega la oferta del Villarreal, vi que el club no ponía pegas a que me fuera. Creo que uno debe estar donde le valoren y en esos momentos había un club que pagaba 4 millones por mí y que jugaba en Europa", argumentó.