Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Alavés se planta en su primera final con sólo tres goles encajados

El Deportivo Alavés disputará este sábado en el Vicente Calderón y ante el FC Barcelona su primera final de la Copa del Rey, un torneo donde, aunque no ha tenido rivales de gran entidad, ha firmado una gran prestación defensiva, pese a jugar en muchas eliminatorias con los teóricos suplentes.
Para ello, 'El Glorioso' ha ido dejando en el camino a Nástic de Tarragona, Deportivo de La Coruña, Alcorcón y Celta de Vigo, con solo tres goles concedidos hasta la fecha en toda la competición y sin haber recibido ni en cuartos ni en la final.
La ronda de dieciseisavos depararía el duelo ante el conjunto tarraconense, del que se deshizo con solvencia alternando resultados de 3-0 a favor tanto en la provincia catalana como en el estadio de Mendizorrotza.
Ya en octavos, los vitorianos hicieron frente al Deportivo de la Coruña haciendo clave el valor de los goles conseguidos en Riazor, tras los dos empates en sendos partidos, a dos goles en Riazor y a un tanto en Vitoria, siendo la única eliminatoria donde recibió tantos en contra.
El sorteo de cuartos y semifinales sonreiría a los intereses del 'Glorioso' enfrentándose al Alcorcón, entonces único superviviente de LaLiga 1,2,3 en la competición, y al Celta, evitando al Barcelona y Atlético de Madrid, que eran los dos otros posibles rivales.
Al conjunto alfarero le eliminó haciendo valer su victoria en Santo Domingo (0-2) con el empate sin goles en Vitoria, mientras que frustró el sueño de los de Eduardo Berizzo ganando en la vuelta en Mendizorrotza por 1-0, que decantó a su favor la balanza tras otra exhibición defensiva en Balaídos (0-0).
Por lo tanto, seis encuentros con la portería a cero ponen de nuevo de manifiesto una solidez defensiva envidiable por parte del cuadro de Mauricio Pellegrino que tendrá ante el FC Barcelona, equipo más goleador de las competiciones domésticas, el mayor de los retos para conseguir levantar su primer gran título.