Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fichaje de Ozil se cerrará en horas

El mánager del Werder: "Estamos abiertos a escuchar ofertas"
Hoy es el día. Werder Bremen y Madrid intentarán cerrar en las próximas horas el traspaso de Ozil al conjunto blanco. Ambos clubes, que se dieron un periodo de reflexión del fin de semana, retomarán las negociaciones hoy y el fichaje se puede concretar en breve. La idea consiste en llegar a una cifra intermedia entre los 10 millones que ofreció el Madrid y los 16 que exige el equipo alemán.
El club blanco tendrá que subir la oferta, pero el Werder no puede tensar la cuerda. Ozil está molesto porque su club le ocultó la oferta del Madrid. El futbolista dio a conocer su desencanto a Klaus Allofs, mánager del Werder, el sábado en la concentración del equipo en Ahlen. Allofs justifica su comportamiento alegando que su intención no era ocultar la oferta, pero que el Madrid se adelantó. Ahora parece dispuesto a negociar: "Que digamos que la oferta del Madrid fuese inaceptable no significa que no estemos dispuestos a escuchar nuevas propuestas por Ozil".
Ni el Madrid ni el Werder quieren aplazar el culebrón más allá del próximo miércoles. El equipo alemán juega ante el Sampdoria la ida de la cuarta eliminatoria previa de la Champions. Thomas Schaaf, el entrenador, está resignado ante la situación. Desea que el futbolista juegue, pero cada vez lo ve más difícil.
El Werder, en parte, sigue manteniendo como puede la postura de que Ozil no va a salir. "La probabilidad de que se cierre el acuerdo antes del miércoles es realmente baja", sostuvo Allofs ayer. Aunque es un vaticinio poco creíble después de que el jugador haya comunicado a su club que no quiere jugar la previa de la Champions.
Con este panorama, el Werder tiene más complicado tensar las negociaciones, por mucho que, oficialmente, siga insistiendo en que Ozil cumplirá el año de contrato que todavía le queda. El futbolista, además, tiene un preacuerdo con el Real Madrid para incorporarse gratis a partir del 30 de junio de 2011, tal y como ya informó este periódico el pasado 2 de agosto. Si la entidad alemana no acepta la oferta blanca, corre el riesgo de tener en sus filas toda una temporada a un jugador a disgusto. Ésa es la baza que juega el Madrid, pero habrá que esperar...