Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Le explota una olla a presión, juega con quemaduras de tercer grado y da la victoria a su equipo marcando un hat-trick

Le explota una olla a presión, juega con quemaduras de tercer grado y marca un hat-trickcuatro.com

Jonathan Copete, futbolista del Santos, sufrió un accidente doméstico mientras cocinaba: le explotó una olla a presión provocándole quemaduras de segundo y tercer grado. Un incidente que, sin embargo, no le impidió disputar el partido frente al Sao Paulo. Un encuentro en el que dio la victoria a su equipo con tres goles y mostró sus heridas, todavía con sangre, en la celebración del primer gol.

El futbolista colombiano Jonathan Copete se convirtió este fin de semana en el máximo goleador extranjero del Santos. El futbolista de 29 años alcanzó los 20 goles con el conjunto brasileño igualando el récord que marcó el argentino Juan Raúl Echevarrieta en 1943.
Copete consiguió esta cifra tras marcar tres goles en la victoria del Santos sobre el Sao Paulo por 3-2. Un partido muy especial para el jugador colombiano ya que tan solo unos días antes le había explotado una olla express mientras cocinaba. Un accidente doméstico que le provocó quemaduras de segundo y tercer grado, pero que no impidieron que Copete defendiera los colores de su equipo sobre el césped.
La celebración del primer gol fue la más especial para él y es que el jugador se levantó la camiseta mostrando sus heridas, descubiertas y todavía con sangre. Un imagen impactante sobre la que dijo lo siguiente a los medios brasileños: “Lo de la celebración fue algo emocional, del momento. A veces los hinchas creen que uno va a la cancha únicamente a divertirse, pero la verdad es que también vamos enfermos o con problemas, y nadie se da cuenta. Quería que la gente se diera cuenta que uno lo da todo en la cancha, deja el corazón y el alma. Yo he dado siempre lo mejor y nunca me he escondido para jugar”.
copete
El encuentro ante el Sao Paulo no fue el primero que jugó Copete tras sufrir el accidente ya que solo 48 horas después del percance, el colombiano disputó la Copa Libertadores frente al Paranaense. Un partido que jugó con mucho dolor ya que “las heridas estaban recientes y durante el juego hubo mucha fricción y choques con los rivales” que le lastimaron.