Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El esperado duelo entre Inter y Barcelona se salda sin goles

El árbitro birló un penalti al Barça a los 74 minutos.
Ni Etoo ni Ibrahimovic. Ni Messi ni Milito. Ni Henry ni Sneijder. Ni Motta ni Xavi. Ni Barça ni Inter. Empate sin goles. El partido más esperado de la jornada europea se saldó como a nadie le gustaba, aunque dejó la imagen de dos equipos sólidos, armados, peligrosos, candidatos. En la era de las redes sociales en internet, José Mourinho montó una propia, pero hecha no de palabras, sino de piernas, músculo y sudor, todo para evitar que los conductos que llegan hasta Messi e Ibrahimovic quedaran colapsados. Desde esa perspectiva, se puede decir que el técnico del Inter resultó vencedor por sobre la propuesta ofensiva de su colega y viejo conocido Pep Guardiola. La pregunta es si lo mostrado anoche por el Inter es todo lo que sabe hacer el campeón italiano.
El Barça se atascó, después de un arranque en el que se insinuó frente a la portería de Julio César, casi inédito en la noche lluviosa de San Siro. Flanqueado por Touré y Keita, Xavi se quedó muy solo en el intento de construir, lo que facilitó las cosas a Motta y sus colegas de derribos.