Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos equipos ascienden con el empate tras regalar un gol el portero en el último segundo

Los dos equipos se salvaban si lograban empatar. El portero, a falta de un segundo, decide pasársela a un defensa marcado por un contrario a un metro la portería en lugar de lanzar el balón lejos como sería lo lógico. El portero mide mal, le regala la pelota al contrario y éste marca logrando el empate. Nadie se sorprende demasiado y acto seguido el árbitro pita el final y los jugadores de ambos equipos comienzan a dar saltos de alegría y a abrazarse entre ellos.