Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Movistar Estudiantes y el Snatts Femeni Sant Adria, nuevas inquilinas de la LF1 femenina

El Movistar Estudiantes femenino y el Snatts Femeni Sant Adria serán equipos de la Liga Femenina 1 para la próxima campaña 2017/2018 tras ganar sus respectivos partidos de semifinales de los 'play-offs' por el ascenso al Kemegal Cortegada (60-57) y al Pacisa Alcobendas (53-62) respectivamente, disputados este domingo en la ciudad de León.
Tras una fase de cuartos de final en la que cuatro equipos de cada uno de los dos grupos de la Liga Femenina 2 se enfrentaban entre sí en sendas liguillas, llegó el turno de las semifinales para jugarse el ascenso a la máxima categoría del baloncesto nacional. De esta forma, el primero del Grupo 1, Movistar Estudiantes, se enfrentó al segundo del Grupo 2, Kemegal Cortegada, mientras que el primero del Grupo 2, Snatts Femeni Sant Adria, hizo lo propio con el segundo del primero, Pacisa Alcobendas.
En la primera semifinal, el Movistar Estudiantes consiguió remontar siete puntos en el último cuarto para terminar llevándose el triunfo por 60-57. En un partido que fue controlado por sus rivales en prácticamente todos los cuartos, las estudiantiles se limitaron a no perder las oportunidades para lograr la remontada. En un partido a rachas, donde sobresalió la figura de la MVP madrileña Irene San Román con 23 créditos de valoración, el Estudiantes cerró su gran actuación con un parcial de 10-0 que volteó el resultado y les dio su ascenso. De esta forma, el conjunto colegial se convierte en el único club español que tiene un equipo en la máxima categoría del baloncesto tanto femenina como masculina.
Por su parte, en la otra semifinal, el Snatts Femeni Sant Adria lideró el partido de principio a fin, aunque se vio sorprendido en los últimos compases del encuentro. Con todo, las catalanas demostraron su superioridad y terminaron llevándose el encuentro por 53-62, manejando los tiempos y la ventaja obtenida desde el primer cuarto. No fueron suficientes los 14 puntos de Laura Pomares -máxima anotadora del partido- para que el equipo madrileño lograr la victoria que le brindara la oportunidad de jugar en la Liga Femenina 1 el próximo curso.